Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Recicla

Tipos de residuos

Orgánicos. Los podemos identificar como aquellos de origen animal y vegetal. Por ejemplo: cáscaras de frutas y verduras, cascarones de huevo, sobrantes de comida, servilletas de papel usadas, residuos de café, bolsitas de té, pasto, hojas, ramas y flores, entre otros.

Inorgánicos. Bolsas, empaques y envases de plástico, vidrio, papel,  cartón y metal; bolígrafos, productos de cerámica, textiles y utensilios de cocina. Casi todos los residuos inorgánicos se pueden reciclar cuando están libres de materia orgánica.
Sólidos que deben separarse de forma independiente.
Sanitarios: Papel higiénico, pañuelos faciales, algodón, pañales, toallas sanitarias, condones.

Especiales: Pilas, focos, accesorios o aparatos electrónicos (radio, teléfonos, teclados, televisiones) y envases de: pegamento, aceite de motor, aerosoles, cosméticos, tintes y fijadores para el cabello, pintura, entre otros. Es importante que coloques estos residuos en una bolsa de plástico amarrada dentro de los desechos inorgánicos.


¡A separar los residuos!

• Reduce los residuos sólidos. Prefiere lavar que desechar: en fiestas y días de campo, usa utensilios lavables; toma tus bebidas en el trabajo en una taza de cerámica o un vaso de vidrio.
• Recicla. Esta tarea es más fácil si separas tus residuos: orgánicos e inorgánicos.
• Reutiliza al máximo todos los artículos  o productos antes de deshacerse de ellos. Por ejemplo, usa las hojas de papel por ambos lados; transforma las latas en lapiceros, joyeros o macetas; utiliza las bolsas del supermercado para los residuos o futuras compras; usa los frascos de vidrio para guardar otros objetos; fabrique juguetes con cajas usadas.

Para facilitar el reciclaje
Reciclar consiste en utilizar los residuos sólidos como materia  prima para fabricar nuevos productos. Le sugerimos separar los residuos inorgánicos en forma independiente, según su tipo.
• Junta y aplasta las latas de aluminio para reducir su volumen.
• Separa las botellas y frascos de vidrio y no los rompas. Los vidrios rotos deben manejarse por separado y con mucho cuidado para evitar accidentes. El vidrio se recicla las veces que sea necesario y no pierde propiedades. En México se  reciclan cerca de 100 mil toneladas al año. ¡Participa para aumentar este volumen!
• Amarra el periódico, las revistas, las hojas de papel y el cartón para facilitar su manejo y traslado. Consérvalos limpios y secos para que puedan reciclarse. Ochenta por ciento del papel producido en México se fabrica a partir de papel  reciclado. Esto evita la tala de árboles y la generación de basura.
• A los envases de PET, quítales la tapa y aplástalos.
• Antes de desecharlos, enjuaga los envases usados de cartón (jugo, leche, puré, salsa y sopa).
• Cuando cambies llantas y baterías, entrégalas a los distribuidores encargados.
• Junta y aplasta todos los envases y botellas de plástico. Esto facilita su clasificación y reciclaje. Los diferentes tipos de plástico no pueden mezclarse entre sí para reciclarse. Uno de los plásticos que no debe convertirse en basura es el PET, ya que es 100 por ciento reciclable. Se utiliza para envases de refrescos, agua, aceites comestibles, entre otros.

También podría gustarte
Comentarios