Reconoce el sangrado uterino anormal

iStockphoto/Thinkstock, asesorada por el ginecólogo José Alanís Fuentes, Hospital Ángeles del Pedregal

El sangrado es un problema común en las mujeres. El sangrado uterino anormal puede ocurrir como un cambio en tu periodo menstrual normal o como sangrado entre las menstruaciones normales. Es importante que si sangras mucho durante la menstruación, tienes coágulos, o has dejado de hacer una vida normal debido a este padecimiento, consultes de inmediato a tu ginecólogo, pues puede convertirse en un problema mayor.

Los síntomas

Un diario menstrual es la mejor manera de hacer un seguimiento de cuándo, cuánto tiempo y cuánto sangrar. Consulta a tu ginecólogo ante cualquier duda.
En caso de presentar cualquiera de estas anormalidades, es necesario que lo platiques con tu médico, ya que puede darte serios problemas posteriores:

·Sangrado durante más de 7 días de menstruación. El periodo normal dura de 2 a 7 días, por lo que el sangrado que dura más de 7 días puede indicar un problema.
· Episodios frecuentes de sangrado. La duración del ciclo menstrual se determina contando el número de días desde el inicio (día 1 de sangrado) de un periodo menstrual hasta el inicio (día 1) de la próxima menstruación. La mayoría de las mujeres tienen una longitud de ciclo de 21 a 35 días. Por eso, un sangrado con mayor frecuencia puede indicar un problema.
·Sangrado entre periodos menstruales. Cualquier sangrado en momentos distintos durante tu periodo menstrual normal se considera anormal.
· Sangrado después de la actividad sexual. Si tienes sangrado vaginal después de tener actividad sexual, especialmente después del coito, puede ser un signo de un problema.
· Coágulos. Ocasionalmente un coágulo de sangre pequeño durante la menstruación no es motivo de preocupación. Sin embargo, puede haber un problema si presentas regularmente coágulos más grandes o muchos pequeños cuando tienes tu periodo.
· Sangrado que cambia tu vida. Si tu sangrado menstrual te hace evitar actos sociales, faltar al trabajo o a la escuela, duermes con toallas o son tan abundantes como para levantarte en medio de la noche a cambiarte, es posible que tengas demasiado sangrado. Si te encuentras haciéndote la pregunta “¿Estoy sangrando demasiado?”, debes discutir este hecho con tu ginecólogo.
· El sangrado después de la menopausia. Después de que se deja de tener periodos menstruales, cualquier sangrado vaginal se considera anormal y debe ser comentado con tu médico.

Las causasStockbyte/Thinkstock

·El embarazo. Algunas mujeres experimentan sangrado vaginal al principio de su embarazo, incluso cuando el embarazo es normal. Pero a veces, el sangrado vaginal puede indicar problemas importantes, tales como aborto involuntario o un embarazo ectópico (tubárico). Siempre informa a tu médico si presentas este problema.
·Fibromas uterinos, pólipos o infecciones. Son causa común de sangrado anormal. La hiperplasia de endometrio o el cáncer en el útero, el cuello uterino (la abertura del útero) o de la vagina también pueden causar sangrado anormal.
· Condiciones médicas. Problemas de tiroides, problemas de coagulación sanguínea y la enfermedad del hígado pueden contribuir a un sangrado anormal.
·Medicamentos. Muchos, incluyendo medicamentos de venta libre y remedios a base de hierbas, pueden causar sangrado anormal. En particular; hormonas, medicamentos psiquiátricos (salud mental) y diluyentes de la sangre se asocian con este padecimiento. Los métodos anticonceptivos como píldoras, implantes, inyecciones y dispositivos intrauterinos (DIU) también pueden causar un cambio en su sangrado.
· Hemorragia uterina disfuncional. Cuando no se puede encontrar la causa de sangrado anormal, se denomina hemorragia uterina disfuncional.

Tratamientos médicos

· Anticonceptivo hormonal combinado. Contienen formas sintéticas de las hormonas estrógeno y progesterona. Vienen en píldoras, anillo vaginal o parche y pueden disminuir la cantidad de sangrado en muchas mujeres.
· Las progestinas. Son una forma sintética de la hormona progesterona que se pueden tomar como píldoras o se colocan en el útero como un DIU.
· DIU. Llamado Mirena, se utiliza a menudo para tratar el sangrado anormal. El DIU se coloca en el útero a través de la vagina durante una visita al consultorio. La progestina en el DIU Mirena ayuda a disminuir la cantidad de sangrado del endometrio (revestimiento del útero) y en algunas mujeres, puede hacer que su periodo desaparezca por completo de una manera temporal (mientras se está usando el dispositivo).

Dr. José Alanís Fuentes, Ginecólogo especialista en cirugía de Invasión Mínima • Hospital Ángeles del Pedregal: Camino a Santa Teresa 1055, Héroes de Padierna, Consultorio 502 • 56.52.20.11 / 56.52.35.85 • josealanisfuentes@yahoo.com.mx • Se requiere previa cita.

También podría gustarte

Comentarios