Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Remedios caseros contra el catarro

iStockphoto/ThinkstockBebe muchos líquidos. Agua, jugo, caldo, o agua de limón entibiada ayudan mucho, pues recuperan los fluidos que el cuerpo pierde durante la fiebre y la producción de mocos. Evita alcohol y cafeína, ya que producen deshidratación, y evita también el humo de cigarro, ya que puede agravar sus síntomas.

Toma caldo de pollo.
Generaciones de padres le han dado cucharadas de caldo de pollo a sus hijos enfermos. Ahora, los científicos han probado el caldo de pollo y han descubierto que sí parece ayudar a aliviar los síntomas del catarro y la influenza de dos maneras: primero, actúa como antiinflamatorio al inhibir el movimiento de los neutrófilos — células del sistema inmunológico que ayudan a la respuesta del cuerpo en contra de la inflamación. Segundo, aceleran temporalmente el movimiento de la mucosa a través de la nariz, lo que ayuda a aliviar la congestión y limita el tiempo que los virus permanecen en contacto con el tejido nasal.

Reposo. Si es posible, quédate en casa si tienes fiebre o tos, o si tienes mareos después de tomar las medicinas. Esto te dará oportunidad de descansar y reducirá el riesgo de que infectes a otros. Se recomienda usar una mascarilla cuando tienes catarro o si estás cerca de o trabajas con alguien que padece enfermedades crónicas o con sistema inmunológico debilitado.

Ajusta la temperatura y humedad del cuarto. Tu cuarto debe estar calientito, pero no demasiado. Si el ambiente está reseco usar un humidificador o vaporizador ayudará a humedecer el aire y a aliviar la congestión y la tos. Asegúrate de que el humidificador esté limpio para evitar que se acumulen bacterias u hongos.

Alivio para la garganta. Gárgaras de agua con sal — de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal disuelta en un vaso con agua tibia — puede aliviar temporalmente la garganta irritada.

Usa gotas nasales con solución salina.
Para aliviar la congestión nasal, prueba las gotas nasales salinas, son efectivas, seguras y no irritan, incluso a los pequeños. Para los más pequeños, los expertos recomiendan introducir varias gotas de solución salina en cada fosa nasal, y después succionar cuidadosamente la fosa con una bombita. Si lo haces antes de darles de comer puede ayudarles, así como antes de dormir para que puedan hacerlo mejor.

Si deseas saber más acerca de cómo prevenirte durante el invierno, te recomendamos:
¡Prepárate para resistir los catarros de invierno!

También podría gustarte
Comentarios