Rinoplastía, segunda cirugía más frecuente en el mundo

Comstock/Thinkstock

La cirugía de nariz o rinoplastía, es el procedimiento quirúrgico que permite realizar cambios de aspecto físico, estructural y funcional de la nariz. No existe procedimiento universal que permita cubrir las necesidades de todas las personas; por tanto, la cirugía tiene que adecuarse a cada persona. Por función o por estética, la rinoplastía se ha convertido en la segunda operación más frecuente en el mundo.

La nariz, además de depositar el sentido del olfato, cumple la función de limpiar, calentar y humectar el aire que se respira. Un adulto respira alrededor de 20 veces por minuto, es decir, 1200 respiraciones por hora. La nariz es parte fundamental del cuerpo humano. Por función o estética, la cirugía nasal es delicada y, de igual forma, tiene los mismos riesgos que cualquier otra operación. Se ha convertido en una operación común y normal, que hoy en día, se realiza dentro de consultorios médicos. Las estadísticas señalan que son las mujeres quienes se operan la nariz más que los hombres; aunque, cada día, aumenta el número de hombres que lo hacen. En México, la rinoplastía es la cirugía que más se realiza en todo el país, por el fácil procedimiento quirúrgico y su bajo costo.

Puede realizarse con o sin corrección de alguna deformidad funcional y puede hacerse con anestesia local o general. Normalmente, la rinoplastía tiene una duración de 2 horas; sólo cuando son cirugías laboriosas, requerirán mayor tiempo quirúrgico y de convalecencia. Se recomienda que las personas que deseen operarse sean mayores de 18 años. Cabe resaltar, que los costos de una cirugía de la nariz varían de ciudad en ciudad, del tipo de cirugía, tipo de anestesia y sí se realiza en un consultorio o en un hospital. Hoy en día, el costo de la cirugía estética y/o funcional de la nariz en México, oscila entre 20 a 30 mil pesos”.

Una cirugía nasal simplemente pretende cambiar una apariencia, mejorar una  imagen y la función adecuada en cuanto a la respiración. Tomar en cuenta los riegos, como cualquier operación, es indispensable.  La rinoplastía debe realizarse por un especialista en cirugía,  idóneo y experimentado, para disminuir todas las posibilidades de complicaciones y riesgos (reacción a la anestesia, hemorragia nasal, una infección, etc). Cabe resaltar, que sólo el 10% de las operaciones que realiza un especialista,  no tienen éxito.
Photodisc/Thinkstock
La Federación Mexicana de Otorrinolaringología y  Cirugía Cabeza y Cuello, A.C. (FESORMEX) invita a la población a tomar en cuanta ciertas recomendaciones antes de realizarse alguna cirugía en la  nariz, sea por mejorar su función o por estética:

  • Seleccionar adecuadamente, bajo referencias y conocimiento, al medico especialistas quien llevará a cabo la operación. De ser necesario verificar si se encuentra certificado dentro de una asociación o federación.
  • Valorar adecuadamente, el tipo de cirugía a realizar bajo consideraciones y características particulares de la nariz.
  • Realizar estudios generales previos a la cirugía.
  • Antes de la cirugía: No comer alimentos sólidos, ni ingerir alcohol. No fumar y suspender medicamentos que puedan causar riesgos.
  • Total conocimiento de las condiciones de la operación: tipo de cirugía, tipo de anestesia, posibles complicaciones, etc.
  • Cuidados posteriores: no movimientos bruscos ni ejercicio. Evitar cualquier golpe en la nariz.
  • Seguir las indicaciones exactas que el medico indique para lograr una cirugía exitosa.
También podría gustarte
Comentarios