Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

RICOH Mexicana y MEIK presentan en México una solución de mastografía sin radiación para la detección temprana del cáncer de mama

Se trata de una solución revolucionaria e innovadora no invasiva, que tiene un alto grado de precisión (87.39%) y no utiliza la radiación.

Actualmente, el cáncer de mama es una de las enfermedades que más aquejan a la población mundial, la detección temprana de esta enfermedad puede reducir significativamente la metástasis del cáncer y los fallecimientos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2015 se atribuyeron a esta enfermedad 8,8 millones de defunciones a nivel mundial[1]. En 2015 en México, se registraron 6,252 defunciones, siendo las entidades con mayor mortalidad por el cáncer de mama: Sonora (28.6), Nuevo León (26), Coahuila (25.7), Chihuahua (24.8), Ciudad de México (24.7) y Sinaloa (22.2)[2]

Los métodos que hasta ahora se han utilizado para la detección de cáncer en mujeres menores a los 40 años no son específicos, además que la mastografía que se usa para la detección a partir de los 40, utiliza radiación ionizante. Es por esto que, la división de Healthcare de Ricoh Mexicana empresa tecnológica global especializada en TI ofrece en conjunto con MEIK, una poderosa e innovadora solución no invasiva, sin radiación, sin dolor y de gran eficacia basado en la conductividad eléctrica de las células mamarias, destinada al screening de las mamas sin radiación, permitiendo la efectiva monitorización de cualquier tratamiento en las pacientes.

MEIK tiene un alto grado de precisión (87.39%), este aparato trabaja sin ningún tipo de radiación ionizante, y puede ser utilizado en pacientes hospitalizados, así como en ambulatorios, en clínicas prenatales, hospitales enfocados a la salud de la mujer y en cualquier consultorio médico. MEIK es el primero de un tipo de aparatos que usa algoritmos de reconstrucción de imagen digitales avanzados para identificar, localizar y dimensionar diferentes anormalidades en la mama, tales como tumores malignos, quistes benignos, fibroadenomas, etc. independientemente de la condición física de la mujer.

Claudia Mónica Egea Villanueva, Gerente Healthcare de Ricoh Mexicana comenta: “Ofrecer este dispositivo al mercado mexicano nos llena de orgullo, ya que con la innovación y la avanzada tecnología que incorpora el dispositivo MEIK podremos ayudar a miles de mujeres mexicanas a prevenir y detectar el cáncer de mama a tiempo. Gracias a sus efectos indoloros y sin radiación, más mujeres podrán realizarse chequeos y evitar el desarrollo de más enfermedades en sus senos”.

Esta solución de mastografía cuenta con un aparato revolucionario y altamente avanzado para la detección temprana del cáncer de mama, basado en los principios de la tomografía por electroimpedancia (EIT). Existen evidencias científicas probadas que cada tipo de tejido individual en la mama tiene un perfil de conductividad eléctrica diferente, por ejemplo, los tejidos de cáncer regular son 10 a 60 veces más conductivos que otros tipos de tejido. Esta variación en los perfiles de conductividad eléctrica de los diferentes tipos de tejido es explotada por MEIK para detectar grupos de micro calcificaciones con el fin de detectar las diferentes anormalidades que se dan en las mamas de la mujer, incluyendo el cáncer.

Fernando Merodio, Director General de Meik en México/AP-3:20, comenta: “Es de vital importancia el uso masivo de nuevas tecnologías no nocivas, en los procesos de detección temprana de patologías, es por eso que, nos hemos dado a la tarea de dar a conocer en México, los grandes beneficios que MEIK ofrece en la detección de padecimientos incipientes en los tejidos mamarios desde las primeras fases y a muy temprana edad, permitiendo mejores expectativas de tratamiento oportuno a las personas que los padecen.”

MEIK facilita la examinación de las glándulas mamarias, al poseer excelentes capacidades diagnósticas, es seguro, eficaz, no invasivo y fácil de utilizar. Otorga diagnósticos libres de radiación, siendo seguro tanto para los pacientes como para el personal. Por lo tanto, hace posible usarlo sin ninguna restricción de edad y de frecuencia, siendo indicado para también la examinación de adolescentes y embarazadas, mujeres lactando y aquellas que cuentan con implantes mamarios. Actualmente, ya están funcionando en el mundo más de 2,500 mastógrafos computarizados de electroimpedancia MEIK, sobre todo en los siguientes países: Rusia y CIS, Eslovaquia, República Checa, Hungría, Rumanía, Croacia, Turquía, Malasia, Indonesia, Hong Kong, Sur África y Australia.

[1] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs297/es/

[2] http://cnegsr.salud.gob.mx/contenidos/Programas_de_Accion/CancerdelaMujer/InfEstad.html

También podría gustarte
Comentarios