Secretos para cualquier imprevisto

Jupiterimages/ Pixland/Thinkstock
Piel brillosa.
Para que tu maquillaje dure más tiempo, da unos toques ligeros con un cubito de hielo dentro de un pañuelo. Fija los polvos traslúcidos con una borla y los toques finales con una brocha.

Se terminó tu crema desmaquillante. Sustituye tu desmaquillante habitual por aceite de oliva. Si tu piel es seca, el aceite deberá ser de almendras dulces; si es graso, el aceite ideal será el de avellanas. Evita el contacto con los ojos.

Tus brochas están sucias. Lávalas con jabón o gel de baño, enjuaga y déjalas al aire libre.

Amaneciste con ojeras. No hay nada mejor que el corrector. Además, observarás que necesitas menos base de maquillaje.

También podría gustarte

Comentarios