Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Serán los dientes?

El desarrollo de un bebé está lleno de sorpresas; apenas acabas de entender por qué actúa de tal o cual manera, cuando un nuevo aprendizaje toca a tu puerta. Ahora tiene casi seis meses y el proceso de la dentición está en puerta. No es nada para alarmarse, es una etapa molesta para tu bebé, ya que en su intento por brotar, los dientes le causarán dolor y comezón, por lo que dejará de lado por momentos la sonrisa para hacerte saber que no la está pasando muy bien.

Cuídalos desde antes de que salgan

La dentición es una parte de su desarrollo que dura prácticamente los primeros tres años de su vida, pero los primeros meses serán quizá los más dolorosos e incómodos tanto para tu bebé como para ti, ya que su comportamiento por momentos se verá alterado. A partir de los seis meses es cuando empiezan a surgir las piezas dentales conocidas como “dientes de leche” que le serán útiles hasta los seis años de edad, época en la que mudarán para darle paso a los dientes permanentes.

¿Se puede garantizar su salud dental?

La respuesta es sí.  Es muy común que los padres comiencen a darle a su hijo alimentos que incluso no están recomendados por el pediatra, como es el caso del chocolate en la leche, los refrescos, pastelitos o galletas; el paladar del niño se acostumbra con facilidad a este tipo de alimentos y llega un momento en el que casi se vuelve una exigencia de su parte para mantenerse tranquilos, entonces con tal de que no llore, los adultos acceden a proporcionárselos, sin detenerse a pensar en el daño que le ocasionan no sólo desde el punto de vista odontológico, sino también a su salud.

Los dientes por orden de aparición

• Incisivos medios inferiores (6 meses).

• Incisivos medios superiores (6.5 meses).

• Incisivos laterales inferiores (7 meses).

• Incisivos laterales superiores (8 meses).

• Primeros molares inferiores (10 meses).

• Primeros molares superiores (14 meses).

• Caninos inferiores (16 meses).

• Caninos superiores (18 meses).

• Segundos molares inferiores (2 años).

• Segundos molares superiores (2.5 años).

Síntomas que anuncian la salida de los dientes

• Irritabilidad.

• Mejillas rojas.

• Abundante babeo.

• Manchas blancas en las encías y, a veces, unas gotas de sangre cuando sale el diente.

• Mordisquea todo.

Alivia su dolor

Existen varias alternativas que te ayudarán a controlar el malestar de tu bebé, sólo es cuestión de que se las proporciones y observes cuál de ellas le produce mayor alivio.

• Chochitos de manzanilla: Los puedes encontrar en las tiendas naturistas, es una alternativa homeopática que además de ayudarles, el dulce sabor de los gránulos les fascina.

• Medicamento. En este caso conviene pedir la opinión del pediatra para que sea él quien determine la dosis indicada y el tipo de producto.

• Alimentos para triturar: Los ‘palitos’ de trigo son una tradición efectiva, compra varios paquetes para que tengas disponible cuando él se sienta molesto. Mascar les ayuda a fortalecer los músculos de la mandíbula.

• Aros para la dentición: Se trata de juguetes que cuentan con una parte dura y otra blanda a fin de que tu pequeño pueda morderlos. Otros modelos están rellenos de agua, por lo que pueden meterlos al congelador y después dárselo a tu pequeño, las piezas frías le ayudarán a adormecer la zona afectada.

También podría gustarte
Comentarios