Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Sexo tántrico: sexo sin prisas

Ya hemos oído hablar mucho del “tantra” que es esta celebración divina en todas las cosas y seres. No es una creencia ni una fe, sino un modo de entender la vida en el que la mente y la conciencia son el vehículo para llevarnos a un horizonte prácticamente ilimitado de placer, plenitud y felicidad con la pareja. Aquí no hay prisas, todo lo que encierra el sexo convencional se elimina.

Deja atrás los prejuicios y abre tu mente a posibilidades diferentes. El sexo tántrico obedece a la posibilidad de satisfacer los pedimentos de tu cuerpo y no únicamente buscar placer genital. Logra un estado de conciencia en el que te dejes llevar sin preocupaciones ni dogmas, deja fluir la energía entre tú y tu pareja.

¿De qué se trata?

A través de una serie de posiciones, respiración, masajes y ejercicios se aplica la enseñanza del sexo tántrico, que es llevar la tarea de hacer el amor como lo preconcebimos a experimentar no sólo el placer carnal, sino una búsqueda del orgasmo y el éxtasis por medio de la conciencia: la sexualidad espiritual.

En los hombres se trata de conseguir la capacidad de retener el mayor tiempo posible la eyaculación, que permitirá a él y a la mujer tener múltiples orgasmos seguidos en la misma sesión. La mujer se encarga de ayudar al hombre.

Sexo tántrico: sexo sin prisas
iStockphoto/Thinkstock

Sanación

El tantra considera a la mujer como una energía sexual ilimitada, es decir, que puede tener múltiples orgasmos, aunque las estadísticas muestren que el 95% de las mujeres no alcanza ni siquiera uno en una relación sexual convencional con su pareja. Esto puede ocurrir porque son víctimas del desgano o la frigidez, o bien por la eyaculación precoz. La práctica del tantra acaba con estos problemas, pues ayuda a la sanción sexual y con ésta, la sanación emocional.

Lograr una real experiencia tántrica es difícil, el hombre debe conocer las técnicas adecuadas y sólo con el estudio de estas técnicas orientales se logra.

Esta práctica permite lograr a ambos un equilibrio entre cuerpo y mente para alcanzar el placer. Una forma de empezar a crear un ambiente tántrico entre tú y tu pareja es rodearse de objetos que despierten sus sentidos como velas aromáticas, aceites para masaje, música tranquila y flores frescas, además asegúrate de desconectar cualquier aparato que pueda sonar e interrumpirlos.

También podría gustarte
Comentarios