Tres autoengaños que experimentan las parejas para no usar condón

Si te has dado cuenta que tu pareja no le da mucha importancia a el uso del condón durante tus contactos eróticos, es porque a lo largo de la historia la mujer ha cargado con la responsabilidad de ser la que más se preocupa por no quedar embarazada o contraer alguna infección; sin embargo, es de dos el cuidado de la salud sexual, el uso del condón es necesario.

Muchas veces los hombres ponen pretextos como: no se siente igual, el preservativo me aprieta, eso quita espontaneidad o “yo me controlo bien” y hasta pueden decir en ciertas ocasiones “soy alérgico al látex”, todas estas frases son altamente irresponsables, e inmaduras ya que las ITS se pueden contraer en cualquier momento y una gota de líquido preseminal es suficiente para transportar espermatozoides.

Tamiko Hernández, sexóloga de Prudence, comenta: la responsabilidad debe ser de ambas partes a la hora de tener relaciones sexuales. No tienes por qué interrumpir la pasión por ponerte el condón, no sabes las formas tan eróticas y sexys que existen para poner el condón y lo puedes hacer más interesante y divertido. Además, es una forma de demostrar amor… y no sólo a la otra persona, te demuestras más amor propio al usar y exigir el uso del condón.

Analicemos los siguientes puntos y veamos si te identificas con alguno:

Se ve muy sano.

El hecho de que veas a tu pareja aseada y perfumada no significa que no pueda ser portador/a de una ITS, en ocasiones hasta puede engatusarte diciendo que siempre ha sido de relaciones largas, ojo, eso no es ninguna garantía de que las personas que te antecedieron estaban sanas. Recuerda: ¿Tiene relaciones sexuales? ¿Está vivo? Entonces siempre estará expuesto a una ITS, así de sencillo.

Prueba de confianza o amor.

Pensamos que al llevar ya cierto tiempo con nuestra pareja podemos tener relaciones sexuales con penetración sin protección porque sabemos todo de esa persona y lo conocemos de la cabeza a los pies ¡Cuidado! El hecho de que lleven una relación estable no es sinónimo de “soy inmune a las ITS”. Evita sorpresas y realízate un chequeo constante, no temas, a veces no es tu pareja la que te contagia puede ser una infección por bacterias y hongos a los que nos exponemos diariamente, pero ¿para qué arriesgarse? Mejor ten un diagnóstico oportuno y protégete para seguir disfrutando del sexo.

Miedo al rechazo.

Esto ocurre cuando quieres agradar a tu pareja o complacerla y, aceptémoslo, tienes un problema de reconocimiento y aceptación o estás muy enamorada ¡Aguas! si no te sientes cómoda no tienes porque soportar ese tipo de agresiones, el respeto es fundamental para una buena relación. Además, es mil veces mejor pagar terapia para superar tus frustraciones de afecto que pagar por un tratamiento para VPH o VIH.

Que tu única preocupación sea qué tipo de condón vas a utilizar la siguiente ocasión y no que tipo de pañales están más baratos o en cuanto te saldrá la visita incomoda al doctor, disfruta del sexo y recuerda que no eres inmune, evita pensar “a mí nunca me va a pasar”. Recuerda: más vale sexo protegido que tratamientos por algo que se pudo prevenir. El uso de condón te protege en un 98% de infecciones y embarazos no planificados. Experimenta con la gran variedad que Condones Prudence tiene para ti, vive la vida y disfruta del sexo.

También podría gustarte
Comentarios