Si duermen, aprenden más

Sicólogos de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, dicen que el rendimiento escolar de niños y adolescentes puede beneficiarse ampliamente con un incremento de media hora más de sueño cada noche. Al día siguiente de un descanso reparador, los chicos se sienten menos fatigados, son más reactivos y su memoria es mayor.
Los científicos estudiaron a 77 niños (entre nueve y 12 años) a los que dividieron en dos grupos. Durante cinco noches, un grupo se acostó dos horas antes que el otro. Los chicos que se fueron a la cama más temprano tuvieron un mucho mejor rendimiento escolar… y una mejor actitud en la escuela, lo que se tradujo en relaciones más armoniosas con sus compañeros y maestros.

También podría gustarte

Comentarios