Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

conviértete en una mamá estratega

Conoce las claves para armar una estrategia que te ayudará a balancear los pendientes en el trabajo y cuidar a tus pequeños

De acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Enoe), en México hay 19 millones 907 mil mujeres trabajadores, de las cuales 74% son mamás. Esto quiere decir que gran parte de las madres en México deben balancear su labor de cuidar a sus hijos y el trabajo.

A su vez, como una parte vital de la fuerza laboral en México, las mujeres están logrando subir escalafones en el mundo laboral. En ese sentido, se necesitan más lideresas que guíen a otras profesionales para enfrentar el gran reto de generar toda una estrategia alrededor de su rol de madre, empleada, ejecutiva y líder. Por ello, Loreanne García, mamá y chief strategy officer de KAVAK, la startup mexicana que está renovando el mercado de compra y venta de autos usados en México, comparte algunas recomendaciones para convertirse en una mamá estratega.

Ser muy planificada y priorizar

Considera todas las variables y ten en mente que los imprevistos de última hora, personales o profesionales, pueden causar cambios en tus planes. Debes dejar en claro cuáles tienen mayor relevancia.

“Empiezo a planificar el cumpleaños de mi hijo casi 4 meses antes. Con eso garantizo que puedo espaciar todos los pendientes entre varios fines de semana y que si sube la carga de trabajo, ya tengo bastante adelantado. En el trabajo, también identifico las prioridades de cada semana y me aseguro de terminarlas los más rápido posible. Así, si pasa algo en casa, como que mi hijo se enferme, ya salí de lo importante”.

Ser organizada

Para la emprendedora esto quiere decir que es todo un sistema mental que te permita que todo en casa y en la oficina está funcionando. El orden te ayudará a hacer menos complicadas las tareas diarias.

“Al llegar a la casa siempre pongo mi bolsa, mi computadora y la pañalera en el mismo sitio. Aprovecho y en ese instante saco las mamilas, la ropa sucia y sustituyo por cosas limpias. Así, en la mañana estoy lista para salir. En la oficina, creo checklists y formatos para actividades rutinarias. Por ejemplo, específicamente en mis labores de Recursos Humanos, tengo preestablecidas todas las actividades que debo completar cuando alguien ingresa a la compañía”.

Ahorra trabajo y esfuerzo mental

Aprovecha cada oportunidad para evitarte rezagar o acarrear problemas y trabajo adicional. No postergues actividades que después puedan convertirse en un problema, así no sólo eres más eficiente, sino que sacas al estrés de tu día a día.

“Si voy al pediatra, al salir, de una vez agendo la próxima cita con la secretaria evitándome tener que llamar más adelante para agendar una cita. Anótalo en tu calendario para que no pierdas fechas importantes. El tiempo pasa rápido, por lo que me da paz mental saber que ya tengo contempladas otras tareas en el futuro”.

Apalancar la tecnología

Los smartphones, tablets y recursos en línea pueden ser tus mejores aliados para mantener todo en control y ayudarte a simplificar tareas. Contrario a ser una distracción, es una forma de mantenerte al tanto de todo lo que pasa en casa y el hogar, así como para administrar mejor tu tiempo.

“Utilizo mucho mi calendario para anotar citas, recordatorios y pendientes que comparto tanto con mi esposo, para que ambos estemos al tanto de las ocupaciones de cada uno, así como con mi equipo de trabajo, para que exista un buen control interno con mis colaboradores. Por otro lado, me valgo mucho de las compras online, pues me ahorran el tiempo de ir a una tienda y el estar dando vueltas por varios sitios buscando lo que hace falta”.

Pedir ayuda

Rodéate de personas en quienes confíes y que sean comprometidas. Recuerda que no necesariamente debes hacer todo sola y que el trabajo en equipo, en casa y el hogar, será tu gran aliado.

“Mi equipo en Kavak, está empoderado para tomar decisiones. Entre todos acordamos la dirección y ellos deciden cómo llegar. En casa, a veces, me apoyan con la limpieza y las comidas”.

También podría gustarte
Comentarios