En México, la mitad de las mujeres aspiran a tener puestos directivos

0

Si bien está habiendo progreso acerca de la diversidad de género en el lugar de trabajo, sigue siendo un factor crítico de negocio que hay que resolver. Según el Global Gender Diversity Report 2016, la segunda edición de este reporte elaborado por la consultora líder en reclutamiento especializado Hays, apróx. la mitad de las mujeres (46%) aspira a tener puestos en nivel dirección y hasta CEO en sus carreras. En marco del Día Internacional de la Mujer, Hays libera estos datos con el fin de poner luz en temas importantes del mundo laboral y aprovechar la ambición de las mujeres mexicanas para impulsar la implementación de políticas de equidad de género dentro de las empresas que operan en el país.

La encuesta mundial dirigida a casi 11,500 personas, mujeres y hombres, en 25 países, también concluye que el 43% por ciento de las mujeres piensan que los trabajadores de ambos géneros igualmente capaces no están recompensados por igual por parte de las empresas. Por lo contrario, la idea está avalada so lo por el 20% de los hombres que contestaron la encuesta.

Por otro lado, el estudio también explica que el 63% de las mujeres mexicanas sienten que tienen la oportunidad en su puesto de trabajo actual para promoverse y comunicar sus ambiciones profesionales, en comparación con el 80% de los hombres.

Respecto a este punto, Claudia Jañez, Presidenta de DuPont México, quien habló sobre su carrera profesional como líder mujer dentro del estudio, comentó: “México está haciendo grandes avances respecto a la equidad de género en el trabajo. Sin embargo no creo que el éxito tiene que estar necesariamente asociado a los puestos de dirección. Hoy en día, las empresas tienen estructuras cada vez más horizontales, lo que significa que las personas pueden auto gestionar sus carreras de forma más independiente. Creo que el éxito está relacionado con lo que se quiere en la vida. No se trata sólo de posiciones sino de hacer algo que te gusta, te apasiona y que te haga sentir realizado”

En cuanto a políticas de diversidad de género, el 44% de los encuestados del país, mujeres y hombres, aseguran que en sus empresas sí existen este tipo de programas. En contraste, el 35% afirmó que si bien existen estos programas, no se respetan en su totalidad. Respecto a las prácticas que creen que mejorarían la diversidad de género en el mundo laboral en México, el 33% de los encuestados, mujeres y hombres, respondieron que tener una política de diversidad de género ayudaría, con el mismo porcentaje contestaron que lo más efectivo sería aumentar la educación en la empresa para cambiar la cultura laboral. Por último, solo el 31% de los encuestados contestaron que aplicar programas de patrocinio y mentoring femenino sería lo más eficaz.

Sobre las mejores iniciativas en las empresas, Caterina Anzorena, Directora de Finanzas de Hays México, quien también da su opinión en el estudio, afirmó: “Creo que la educación en toda la organización es muy importante, así como el impulso del trabajo flexible. Es importante formar a las personas sobre el valor de la diversidad de género para que la cultura de las empresas también cambie para mejor. Además, si los empleados reciben un buen entrenamiento, tendrán los conocimientos necesarios para generar resultados y las organizaciones se beneficiarán. En Hays nuestros consultores, reciben una formación idéntica, sean hombres o mujeres, para que tengan las mismas herramientas para desempeñar un buen trabajo. Ambos géneros están entonces en condiciones de avanzar solamente en base a su motivación y ambición”.

Según Hays, teniendo en cuenta toda la investigación que existe avalando los beneficios de una fuerza laboral diversa de género, es una paradoja que todavía haya una brecha en la representación y un número desproporcionadamente bajo de mujeres en puestos de liderazgo a nivel mundial y con los salarios por igual. Muchas organizaciones ahora tienen programas específicos para abordar este problema, sin embargo, la mayoría de los encuestados sentía que no existía un desequilibrio en términos de remuneración o de oportunidades. Tal vez esta falta de reconocimiento es el obstáculo real para cambiar.

A raíz de los datos del estudio, Hays arroja las siguientes recomendaciones con el fin de consolidar una cultura corporativa con mayor diversidad de género:

  • Alentar la ambición de las mujeres – Esto ayudará a las compañías a asegurarse de tener un plan organizado contando con mujeres talentosas integrándose en puestos gerenciales y de liderazgo
  • Enfocarse en la auto-promoción de los empleados, tanto mujeres como hombres – Si la mayoría de los empleados sienten que pueden auto-promoverse y comunicar sus ambiciones, esto tendrá un impacto positivo en su motivación y desarrollo
  • Asegurar la implementación y comunicación de las políticas de diversidad de género – Los empleadores deben asegurarse de tener políticas de diversidad de género implementadas. Igual de importante, las compañías deben comunicar que la existencia de estas políticas y las oportunidades que proveen sean comunicadas efectivamente a todos los empleados de la organización

Tambien te puede interesar