Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Suplementos en el embarazo

Los pros:
• Si no consumes suficiente calcio o hierro durante tu embarazo, tomarlo te ayudará a cubrir estas necesidades.
• Las náuseas y el vómito pueden ser consecuencias de una dieta poco equilibrada. Tomar algunos nutrimentos puede ser suficiente.
• La suplementación de ácido fólico asegura que tu bebé no tenga problemas en el desarrollo del tubo neural.
• Incluir zinc en la dieta aumentará la ganancia del peso gestacional.
• Si eres vegetariana, fumadora o deportista, posiblemente tengas algún déficit nutricional que puedes compensar con suplementos alimenticios.


Los contras:

• Es más económico cumplir con las recomendaciones dietéticas que comprar suplementos, los cuales en su mayoría son muy costosos.
• Puedes padecer hipervitaminosis, que es el exceso de vitaminas y minerales en tu cuerpo.
• El ácido fólico extra puede ocultar la deficiencia de vitamina B 12; esto puede ser peligroso para el desarrollo neurológico del bebé.
• El consumo excesivo de vitamina A puede tener efectos de toxicidad.
• El alto consumo de calcio puede causar estreñimiento.
• El consumo excesivo de hierro puede aumentar las molestias gastrointestinales.
• Demasiada vitamina C en el embarazo puede hacer que el bebé, paradójicamente, nazca con deficiencia de vitamina C y deba ser suplementada en él, pues la sobredosis de esta vitamina hace que se incremente su eliminación por la orina.

También podría gustarte
Comentarios