Terapia de sonido

0

Stockbyte/ThinkstockMás allá de toda falsa predicción para el año entrante, lo que si es real e indispensable en la vida de todo ser humano es evolucionar hacia una integración armónica con lo que tenemos alrededor, incluyendo el universo; tomando conciencia y comprendiendo que todo lo que nos rodea esta vivo y que somos parte de ese todo.

Los cuencos tibetanos oriundos de los Himalayas con sonidos fascinantes y etéreos, cumplen con la función primaria de lograr una influencia armónica en mente y cuerpo, así como despertar esa conciencia de paz e integración con la creación.

Los cuencos de cuarzo son delicadas vasijas circulares de cristal de cuarzo puro, que al ser rozadas en forma suave con una vara especialmente diseñada, son capaces de emitir impulsos sonoros de alta calidad terapéutica que despiertan armonía en nuestra mente y cuerpo.

Los sonidos armónicos de los cuencos tibetanos y los cuencos de cuarzo son capaces de lograr una sensibilización que ningún instrumento puede igualar.

Las vibraciones del Gong superan el sentido de la audición y se sienten a través de todo el cuerpo, envolviéndonos como si nos sumergiéramos en el sonido.

Esta experiencia multisensorial que nos brinda el sonido, la mente y el tacto, nos transporta a otros lugares, otros tiempos, otros estados de conciencia,

Estos cuencos se emplean para la terapia de sonidos (sonoterapía), en casos como estrés y ansiedad, y para mejorar la concentración, incrementar la creatividad, equilibrar los hemisferios cerebrales, restablecer el equilibrio del sistema endocrino, estimular la actividad de las ondas alfa, aumentar la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo y coadyuvar a fortalecer a pacientes con enfermedades tales como cáncer, VIH, diabetes y otras.

Tambien te puede interesar