Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Tienes un hijo genio?

iStockphoto/ThinkstockHabitualmente los niños genios han sido retratados en las películas hollywoodenses como pequeños sabelotodo, bien portados, petulantes, con el cabello engominado y lentecitos de pasta, al puro estilo “hipster”… sin embargo, este falso estereotipo ha entorpecido el que los padres y profesores puedan detectar realmente a los niños superdotados.

En México, existen alrededor de un millon de menores de 16 años con sobrecapacidad intelectual, quienes pasan inadvertidos o han sido mal diagnosticados con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

“Lo frecuente es que se les califique como niños problema, pero existen rasgos de personalidad bien definidos en uno y otro. Cabe aclarar que el objetivo del Centro de Atención al Talento (CEDAT) es encontrar a estos niños que con certeza andan extraviados por el camino educativo e identificarlos para atenderlos a tiempo”, explicó Andrew Almazán Anaya, el psicólogo más joven del mundo, Director Técnico del organismo.

Andrew lmazán, quien tiene 16 años de edad, agregó que cuando se detecta la sobrecapacidad a temprana edad, con certeza el niño desarrollará todas sus capacidades cognitivas. En cambio, de no hacerse durante la infancia, se tiende a regresar a la media, es decir, el niño en cuestión no sólo no desarrollará sus capacidades sino que las perderá para adaptarse a su medio.

Niño genio, ¡presente!

Por su parte, el doctor Asdrúbal Almazán Anaya, director general del CEDAT, dio a conocer las principales características de un niño superdotado:

  • Se interesa en buscar nuevos conocimientos.
  • Comprende con facilidad la información que adquiere y la recuerda.
  • Muestra logros excepcionales en alguna materia.
  • Genera numerosas ideas y soluciones ante los problemas.
  • Es arriesgado y especulativo.
  • Responde bien a la responsabilidad.
  • Aplica los conocimientos adquiridos en un área a otra diferente.
  • Convence a los demás para trabajar en los temas que él propone.
  • Es original al combinar ideas, métodos y formas de expresión.
  • Se concentra en un tema y persiste hasta que lo domina.
  • Se aburre fácilmente en actividades rutinarias.

Sin confusiones

Si aún no estás segura de poder distinguir si tu hijo padece TDAH o goza de sobrecapacidad intelectual, es importante que sepas: “Una diferencia clara es que un niño con TDAH no canaliza su hiperactividad hacia ningún objeto, siempre está sobreestimulado, mientras que un superdotado suele concentrarse en los temas que le interesan, porque está ávido de conocimiento.

Otro factor contundente es cuando un médico receta un fármaco para inhibir la supuesta hiperactividad. En uno con TDAH la actividad decrece, mientras que en un superdotado el efecto es contrario: incrementa su actividad”, señala el Dr. Almazán.

Otra herramienta, que es irrefutable es la aplicación de los tests de medición del coeficiente intelectual (IQ, por sus siglas en inglés). “Un infante sobrecapacitado tendrá un IQ mayor a 130 puntos, mientras que uno con TDAH sólo obtendrá 85”, explicó Andrew Almazán Anaya.

Más información:
Centro de Atención al Talento
www.cedat.com.mx

También podría gustarte
Comentarios