Tipos de celulitis y cómo tratarla

La celulitis se ha convertido en el enemigo número uno de las mujeres, pues la llamada piel de naranja no respeta edades, colores ni condiciones sociales y se instala en la vida de una persona, robándole completamente su autoestima.
Celulitis es el término común que se usa para describir los depósitos de grasa atrapados debajo de la piel, que causan los hoyuelos en caderas, muslos, nalgas y abdomen, principalmente. Aunque es un problema estético, afecta el estado emocional de quien lo padece, pues su aspecto resulta desagradable a la vista de todos.
Se calcula que afecta al 90% de las mujeres desde la post-adolescencia y raramente se ve en los hombres. Contrario a lo que se piensa, la celulitis no está relacionada con la obesidad, pues lo mismo puede atacar a personas obesas que a las delgadas.

Las posibles causas
En la última década se han realizado diversas investigaciones para explicar el por qué de esta afectación en la piel y la gran mayoría coincide en que las células adiposas se hinchan, las paredes capilares se hacen excesivamente permeables y causan acumulación localizada de fluido. El resultado es una piel con hoyuelos debido a los cambios de la circulación sanguínea, drenaje linfático, grasa y tejido conectivo.
Entre los factores que más promueven la formación de celulitis se encuentran: hormonales y endocrinológicos; neurovegetativos, genéticos y étnicos; secundarios a patologías y por último, los hábitos alimenticios.

Sus manifestaciones
Generalizada: aparece exclusivamente en mujeres obesas, con hábitos alimenticios desequilibrados. Comienza en la pubertad y con el paso de los años, los trastornos se incrementan, ocasionando cambios estéticos.
Localizada: origina fenómenos dolorosos y se instala únicamente en una determinada zona del cuerpo. Se observa en la pubertad y en jóvenes de 16 a 20 años.
Dura: aparece generalmente en deportistas o bailarinas con tejidos firmes y bien tonificados. Se hace evidente sólo a través de la prueba del pellizco. Coincide con la aparición de estrías, a consecuencia de la ruptura de las fibras elásticas de la piel.
Flácida: es típica en personas sedentarias o que alguna vez fueron activas y ya no las son, que suben y bajan de peso bruscamente. Frecuentemente asociada con várices o edemas blandos con retención de líquidos.

Edematosa: se ubica en mujeres de todas las edades, pero es más frecuente en jóvenes y adolescentes. Suele presentarse en piernas gruesas y se ve a simple vista.

Novedoso tratamiento

Actualmente existen muchos tratamientos que prometen eliminar la celulitis en pocos días, pero ninguno con la precisión y profesionalismo de Cell-Plus.
De origen italiano, cuenta con la más amplia variedad de productos, con una fórmula especial para cada zona del cuerpo, que te ayudará a terminar con el problema de acuerdo con tus necesidades.

También podría gustarte

Comentarios