Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Ejercítate sin darte cuenta

1. Juega con tus hijos

Cuando lleves a tus hijos al parque a jugar, no te limites a vigilarlos. Únete a sus juegos y quemarás más calorías de las que crees: juegos como saltar la cuerda o “encantados” son verdaderos derrite-grasa.

2. 20 minutos son suficientes
Una de las principales razones por las que no nos ejercitamos es que creemos que necesitamos una hora completa para hacerlo. La buena noticia es que 20 minutos al día de ejercicio intenso son mucho más efectivos que 60 de movimientos moderados.

3. Aprovecha las actividades vespertinas de tus hijos
Busca lugares que ofrezcan actividades para mamás a la misma hora que las de los niños. Así, tú podrás ejercitarte sin preocuparte por buscar quién los cuide.

4. Limpia la casa
Mantener en orden tu hogar puede ayudarte en tu lucha para estar en forma. Para que des una idea, te diremos que pasar la aspiradora te permite quemar 3.8 calorías por minuto; lavar los platos, 2.06; barrer, 2.2; trapear, 2.5; y lavar las ventanas, 4 calorías por minuto.

5. Pasea a tu bebé
Hacerse cargo de un bebé suele ocupar la mayor parte del tiempo de la mamá. En este caso, la opción es dar paseos en la carriola; de este modo, el niño tomará aire fresco mientras tú te mueves para regresar a tu peso.

También podría gustarte
Comentarios