Todo lo que comes le afecta a tu bebé

Hemera/ThinkstockEs bien sabido que eres lo que comes, ahora debes saber que lo que comas durante el embarazo determinará la salud de tu bebé. Pero también impacta en tu salud y la de tu hijo meses y años después de haber dado a luz. Aquí te damos consejos nutricionales que les ayudarán a ambos a mantenerse sanos.

1. Obtén suficiente acido fólico. Lo ideal es que tu cuerpo reciba 400 microgramos de vitamina B12 antes de concebir. Dado que la toma suficiente de este elemento ayuda a reducir defectos como espina bífida de 50 a 70%, deberás incrementar la dosis a 600 microgramos cuando se haya confirmado el embarazo. Nuevas investigaciones sugieren que tomar suplementos de ácido fólico durante un año previo al embarazo pueden disminuir el riesgo de parto prematuro.

2. No comas por dos. Prácticamente una de cada dos mujeres suben de peso más de lo debido durante el embarazo. Los riesgos pueden resultar en preclampsia, diabetes gestacional, parto prematuro o un bebé demasiado grande. El promedio de peso de una mujer embarazada está por ser reinventado. En el ínter, pregúntale a tu doctor cuál es tu peso ideal de acuerdo a tu edad, estatura y estilo de vida.

3. Come pescado, del tipo que está permitido. El DHA que se encuentra en los alimentos provenientes del mar y las algas, es una de las cosas que puedes darle a tu bebé durante tu embarazo. El DHA es el ácido graso, mejor conocido como Omega 3, el cual promueve el desarrollo cerebral de tu bebé antes de que nazca, lo que resultará en mejor visión, motricidad, y comprensión del lenguaje durante su infancia. Por lo menos come 340 gramos de pescado a la semana, o toma un suplemento.

4. Evita las bebidas alcohólicas. Los problemas de conducta, problemas de aprendizaje, déficit de atención, hiperactividad y agresividad en los niños pueden resultar de que la madre bebió alcohol durante su embarazo. Ninguna cantidad está permitida.

5. Llénate de suficiente hierro. Durante este tiempo, la ingesta de hierro debe duplicarse hasta 30 miligramos al día para soportar el incremento en el volumen de sangre dentro de tu organismo y promover el almacenamiento de hierro en el feto. El hierro transporta oxígeno y tu bebé se beneficia de éste. Para optimizar la absorción, combina alimentos ricos en vitamina C, tales como agregar a tus alimentos salsa de tomate o jugo de naranja.

6. Elimina las bacterias. Para proteger a tu bebé de bacterias dañinas, tales como listeria, salmonella o e-coli, las cuales pueden causar un parto prematuro o posible pérdida del bebé, mantente lejos de los quesos frescos hechos con leche no pasteurizada o carne, pollo, huevo o pescado crudo o mal cocido. Mantén los alimentos refrigerados debajo de 4˚C y desecha la comida que presente signos de descomposición.

iStockphotoThinkstock7. Limita la toma de cafeína. Hasta ahora, dos tazas de café al día que equivalen a 300 miligramos de cafeína se consideraban aceptables durante el embarazo. Sin embargo, se ha descubierto que tomar 200 miligramos de cafeína al día aumenta el riesgo de una posible pérdida del bebé.

8. Evita la comida chatarra. Comer comida chatarra de manera constante hará que tu hijo tenga los mismo hábitos alimenticios. El gusto por la comida se adquiere desde las primeras etapas y si tú eres de las que sigue una dieta alta en azúcares, sales y baja en nutrientes, esto es lo que a tu hijo le apetecerá.

9. Calcio para fortalecer los huesos. Trata de ingerir hasta 1,000 miligramos de calcio al día. A tu bebé le beneficiará en el desarrollo de sus dientes y de huesos durante el segundo y tercer trimestre. Además, si el feto no está recibiendo la cantidad necesaria de calcio de tus alimentos, comenzará a tomarlo de tus huesos, lo cual puede incrementar el riesgo de osteoporosis en tu futuro.

10. Prefiere los alimentos orgánicos. La exposición a pesticidas se ha ligado hasta cierto punto a casos de posibles pérdidas del bebé, deformaciones del feto, parto prematuro, poco crecimiento, algunos tipos de cáncer infantil y desórdenes en el sistema inmunológico. El ingerir alimentos orgánicos puede resultar en una menor exposición a los niveles de pesticidas en niños y adultos, quienes su sistema inmunológico no ha sido desarrollado por completo.

11. Las bondades de la fibra. Una dieta alta en frutas, verduras y granos enteros te ayudará a prevenir una posible constipación, hemorroides y mantenerte satisfecha, lo cual evitará que sufras de sobrepeso. Los alimentos altos en fibra contienen un buen nivel de vitaminas, minerales y fotoquímicos los cuáles son esenciales para el desarrollo de tu bebé. Intenta consumir de 25 a 35 miligramos de fibra al día, lo que es casi lo doble de lo que estás acostumbrada.

También podría gustarte

Comentarios