Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Todo sobre las lipoinyecciones

Áreas a tratar

En el rostro. Se puede aplicar de forma subcutánea o intramuscular para rellenar la frente, los pómulos, los surcos nasogenianos, dar mayor volumen a los labios, redefinir la mandíbula, dar volumen al mentón, mejorar la piel y arrugas del cuello y escote, un área que puede encontrarse muy reseca.

En las manos. Para personas mayores de 60, la lipoinyección se puede aplicar para dar volumen y mejorar el aspecto de la piel.

En los glúteos. En vez de implantes, se puede utilizar la lipoinyección en esta zona para dar volumen. Por ejemplo, se puede extraer grasa del abdomen a través de una liposucción y esa grasa se puede aprovechar para dar volumen a los glúteos. La grasa extraída, antes de inyectarla, se centrifuga o se decanta y se lava con solución fisiológica. La grasa inyectada en glúteos se puede aplicar de forma subcutánea o intramuscular.

En las mamas. Existe la controversia si se debe utilizar la lipoinyección para dar volumen en las mamas. Hay algunos riesgos por la aplicación, el más común es que la liponyección puede producir pequeños quistes de grasa o microcalcificaciones, las cuales habrá que descartar que sean por cáncer de mama.

Se recomienda que las personas con antecedentes familiares de cáncer de mama eviten la lipoinyección en esta área. Por otro lado, el gran beneficio sería no tener que utilizar implantes, sino la propia grasa. Obviamente, este método no permite aumentar grandes volúmenes en esta zona.

La opinión del experto

¿Cuál es el porcentaje de la grasa inyectada que vuelve a absorber nuestro cuerpo?

Depende de cada persona, pero generalmente se absorbe de un 20 a 30% aproximadamente. De ahí la importancia que aparatos como BRAVA (diseñado en Italia), que aumentan la vascularidad de la zona, se lleguen a perfeccionar en el futuro y puedan ser muy útiles para mejorar la calidad de la grasa y lograr que ésta “sobreviva” y no se absorba. En la actualidad, el uso de este aparato presenta un gran inconveniente: la paciente, por ejemplo, en el caso de una cirugía reconstructiva de mama, tiene que estar “conectada” a él 3 semanas antes de la cirugía durante 12 horas y 40 días después de la misma.

¿Cuáles son las ventajas de la lipoinyección?

Se inyecta la grasa propia, no una sustancia ajena a nuestro organismo.
El efecto es permanente (sólo se absorbe entre el 20 y 30%).
No sólo da volumen y relleno a zonas específicas, sino que también mejora la calidad de la piel, ya que se regenera el colágeno y el grosor de la epidermis.

¿Tiene desventajas?

En rostro, manos y nalgas existe un bajo riesgo de que se produzcan quistes de grasa, o una necrosis grasa, que puede producir un pequeño absceso. En realidad, se han encontrado muchos más beneficios que desventajas.

¿De qué manera se realiza este procedimiento?

Depende de cuánta grasa se necesite extraer y dónde se aplique. Por ejemplo, si sólo se requiere extraer poca cantidad de grasa para aplicarla en el rostro o las manos, el procedimiento se puede hacer en el consultorio con anestesia local. Si se requiere hacer una liposucción para extraer una mayor cantidad de grasa (no es recomendable extraer más del 7% del peso corporal o un máximo de 5 litros de grasa), el procedimiento se debe realizar en un hospital, en forma ambulatoria, con anestesia general.

Nuevos descubrimientos

El Dr. Lozano Téllez también nos habló de las lipotransferencias de tejidos: “Se ha encontrado que los adipocitos o células grasas tienen los mismos beneficios que una célula de la médula ósea, ya que ambas contienen células mesenquimatosas, capaces de regenerar tejidos, músculos, tendones, cartílagos y huesos. Todavía se está estudiando si las células grasas (adipocitos) pueden regenerar tejido neuronal y cardíaco. Otro gran avance en el futuro será encontrar el preservador ideal para poder almacenar grasa y congelarla durante años para poder utilizarla cuando el paciente la necesite”.

Inyecciones de plasma, lo último

Consiste en extraer plasma de la sangre, rico en plaquetas, y volverlo a inyectar. Diversos médicos, como los ortopedistas, están usando este procedimiento para regenerar tendones y huesos ,ya que el proceso de cicatrización es más rápido. A nivel estético, se puede inyectar este plasma rico en plaquetas en las manos y cara, para dar volumen y mejorar la calidad de la piel, con mejores resultados que la grasa, el único inconveniente es que al paciente se le tienen que extraer 60 ml de sangre.
Este procedimiento se puede realizar en el consultorio con anestesia local o como complemento de una cirugía de la cara (ritidectomía) o de alguna otra cirugía realizada.

En el futuro

El Dr. Lozano Téllez comenta que “los dos procedimientos antes mencionados se perfeccionarán a tal grado que probablemente existan clínicas de rejuvenecimiento tipo spa, que cuenten  con bancos de almacenamiento de células madre como la grasa y sean capaces de regenerar músculo, tendones o hueso. Las células madre (mesenquimatosas) de las células grasas y el plasma, ofrecen grandes esperanzas para poder prevenir y curar enfermedades como la esclerosis múltiple y en el campo estético, darán excelentes resultados en técnicas de rejuvenecimiento que se irán perfeccionando en el futuro. De tal manera que, llegaremos a la tercera edad no sólo con un aspecto mucho más joven, sino con una mejor salud”.

También podría gustarte
Comentarios