Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Todos para uno y uno para todos

Tener amigos es increíble porque con ellos vives momentos inolvidables; ellos te aceptan como eres, se fijan más en tus cualidades que en tus defectos y al primer llamado de auxilio están contigo, igual que los Tres Mosqueteros.

Seguro alguna vez has oído hablar de estos inseparables compinches de nombres Athos, Porthos, Aramis, que junto a D´Artagnan, un joven aprendiz que se les une, comparten las más osadas aventuras en la corte del rey de Francia, Luis XIII, hace más de 350 años.

Los Tres Mosqueteros son un ejemplo de amistad verdadera. Ellos supieron apoyarse y estar siempre unidos tanto en las buenas como en las malas.

Si los mosqueteros viajaran del pasado hasta nuestros días, no dudes que te darían los siguientes consejos para ser un buen amigo como ellos lo supieron ser.

“¡Poneros en guardia!”, sería lo primero que te diría Athos, con su espada desenvainada. Para este intrépido espadachín lo más importante es el respeto. No siempre tus cuates van a tener tus mismos gustos o forma de pensar, pero debes aceptarlos como son. Cuando haya diferencias, deben dialogar y llegar a acuerdos; a veces nos toca ceder y otras, que ellos lo hagan ¿no crees que es lo justo?

Porthos, con su sable en alto y dando un salto atrás para salvarse de una estocada, sin duda te recomendaría que nunca debe faltar la generosidad. Así como nos gusta recibir, también debemos saber dar, no sólo cosas materiales, sino nuestro tiempo, apoyo y cariño.

“¡A un lado bellacos!”, les diría Aramis a los traicioneros, pues para este noble aventurero nunca debes traicionar la confianza de tus íntimos. Si te cuentan un secreto, quédatelo y no lo digas a los demás, ya que a ti tampoco te gustaría que platicaran tus confidencias.

D´Artagnan, moviendo su espada ágilmente en el aire, te recomendaría que aprendas a conocer cada vez mejor a tus amigos. Cuando alguien te importa, quieres saber sobre esa persona. Así que date la oportunidad de escucharlos y descubrir lo que piensan, sienten y les gusta. Preguntarles sobre ellos es una forma de decirles que son importantes para ti.

Y ya por último, lo que los cuatro Mosqueteros gritarían al unísono sería: ¡Todos para uno y uno para todos! En las buenas y en las malas. Porque ellos supieron muy bien que los buenos amigos están juntos en tiempos buenos y malos o, ¿acaso te piensas que alguno de ellos se echaba a correr cuando el otro estaba en apuros?

Dicen que los amigos reales se cuentan con los dedos de la mano. Si tú puedes enumerar aunque sea uno con tu pulgar, eres súper afortunado, pues la amistad es uno de los tesoros más grandes.

Al igual que los Mosqueteros, disfruta de tus amigos, cuídalos y procura que la relación con ellos sea cada vez sea más fuerte que nada la pueda destruir. ¡Ah! Y de pilón recuerda que: “Amistad por interés no dura pues no lo es”.

También podría gustarte
Comentarios