Tu tipo de bronceado

0

Aunque los rayos solares son indispensables para la salud, una exposición prolongada, desprotegida o descuidada puede provocar daños irreversibles. Para disfrutar el sol hay que protegernos. Los productos especiales para ello se dividen en dos: Los bloqueadores, que funcionan como un filtro que impide las quemaduras, y los bronceadores, que permiten que el sol “dore” la piel mientras la protege.

El SPF adecuado
Como no todas las pieles son afectadas de igual manera por el sol, es importante que elijas el producto adecuado para la tuya. El Factor de Protección Solar (SPF) indica el nivel de protección ofrecida por un bronceador o bloqueador.

Piel:
Muy clara
Tipo de bronceado: La piel se quema y no se broncea
SPF mínimo: 30

Piel: Clara
Tipo de bronceado: La piel es propensa a quemarse, pero puede broncearse
SPF mínimo: 20

Piel: Clara
Tipo de bronceado: Se broncea ligeramente, pero puede quemarse
SPF mínimo: 12

Piel:
media
Tipo de bronceado: Se broncea intensamente, casi nunca se quema
SPF mínimo: 8

Piel: oscura
Tipo de bronceado: Bronceado intenso, rara vez se quema
SPF mínimo: 6

Cuidado con el sol
No te asolees entre el mediodía y las cuatro de la tarde. Durante este periodo, los rayos solares son más perjudiciales. Usa bloqueador aunque el cielo esté nublado: las nubles sólo filtran parte de los rayos ultravioleta. Recuerda que el nivel de radiación solar varía por factores como el viento, la zona geográfica y la presencia de superficies reflejantes como el mar, la arena y la nieve.

 

Checáte estos artículos:

Protege la salud de tu piel

Los mejores tips de belleza para el verano

Protección solar

 

 

 

 

Tambien te puede interesar