Una casa con estilo

Los decoradores aconsejan que para lograr un ambiente natural, pero a la vez acogedor, debes ponerle atención a los detalles. Así podrás disfrutar los espacios y sacarles el mayor partido. El estilo puede ser contemporáneo, moderno, minimalista, o hasta clásico o provenzal, pero lo importante es saber elegir los complementos, jugar con las texturas e imprimir tu sello personal.

La primera impresión
• Desde la entrada de tu casa, procura un recibidor que “invite” a entrar; es la primera impresión que se tiene y debes cuidarla mucho.
• Los colores pueden ser crudos o naturales, pero apuesta  por una paleta de tonos cálidos, porque es la mejor manera de que un espacio te resulte acogedor y agradable a la vista.
• El recibidor debe coordinarse con el resto de la decoración.  Puedes combinar tonos y texturas, pero procura lograr una misma atmósfera que en la sala y en el resto de la casa.
• Cuida los detalles: tapetes, lámparas de luz tenue, flores, un espejo o un cuadro proporcionados, pequeños adornos, son una buena elección para el recibidor.

Escoge tonos y texturas cálidos
• Si el piso de tu casa es cálido –como madera o una  alfombra– puedes complementar con tapetes y accesorios en tonos claros y neutros, pero también puedes darte el lujo de toques de color como rojo o gris acero.
• Ya no se usan las grandes cortinas con metros y metros de tela.  Para las ventanas, las cortinas ligeras en telas como lino color hueso o unas persianas, resultan ideales porque permiten el paso de la luz.
• Si te gusta el contraste en las cortinas, remata las telas claras con laterales en un color que contraste.
• Cuida los tonos de las pantallas de las lámparas. Evita los focos y las luces directas blancas.
• Si las paredes de tu casa están pintadas de colores fríos, compensa con materiales cálidos,  como madera, terciopelo y elementos de fibras naturales.

Selecciona las telas
• Las telas cambian y dan estilo a la decoración.
• Rayas, flores, figuras geométricas o estampados de safari, dan toques muy diferentes a un mismo mobiliario.
• Si te gustan las telas estampadas, puedes ponerlas en cojines sobre muebles de base neutra, así será fácil cambiarlos sin tener que retapizar el mueble completo, y esta práctica te permitirá tener un look distinto y a tu gusto.
• Los tonos claros potencian la luz natural.
• Elige telas que aunque sean diferentes, coordinen bien entre sí.

También podría gustarte

Comentarios