Una piel sin acné

Cómo se produce
Todo acné juvenil es producido por la infección de las glándulas sebáceas, que provocan una estimulación hormonal en la pubertad y generan la formación de espinillas, comedones y microquistes. Los andrógenos (hormonas masculinas) parecen ser los elementos más activos para provocar tal reacción, por lo que el acné es más común en los hombres. Otros factores que contribuyen en la aparición de este padecimiento son el consumo de sustancias químicas y la aplicación de cosméticos no adecuados para cada tipo de piel.

Diferentes tipos
Microquístico y comedónico: los microquistes son pequeñas elevaciones que se sienten debajo de la piel. Los comedones y puntos negros sí salen a la superficie y es común que los adolescentes los pellizquen tratando de extraer la grasa; acción errónea que puede llevar a una infección grave.

Papuloso y pápulo-pustuloso:
es la complicación del acné mal cuidado. La grasa se observa como un punto blanco central en la punta de los granos rojos o inflamados.

Pustuloso e inflamatorio: es el más grave y afecta principalmente a los hombres. Se reconoce por la existencia de una seborrea intensa, la presencia de relieves inflamados en la frente, las mejillas y la espalda, que son muy sensibles.

Cicatricial: son las lesiones que quedan en la piel debido a un acné de evolución prolongada, que contribuye al polimorfismo de la afección. Pueden ser cicatrices pequeñas y delimitadas, grandes o queloides.

El acné post-juvenil

No se considera un verdadero acné el que pueden llegar a padecer algunas mujeres adultas. En estos casos, su presencia sugiere otra causa. Por ejemplo: el consumo de medicamentos, la automedicación, el abuso de la vitamina B12, los barbitúricos, los esteroides y las sustancias tóxicas, como los alquitranes.

Cuidados y soluciones
• Higiene diaria en la piel afectada.
• Dieta sana y balanceada, que incluya vegetales, frutas, cereales y suficientes líquidos, agua principalmente.
• Hacer conciencia de que el acné es una enfermedad que, tratada a tiempo, puede evitar problemas mayores.
• Dermoabrasión: exfoliación de la piel, a través de un procedimiento quirúrgico específico.
• Microdermoabrasión: tratamiento a base de cristales de aluminio.
• Peeling: aplicación de rayo láser para mejorar la textura de la piel.

Un problema individual
El acné se comporta de manera diferente en cada paciente, por lo que el tratamiento debe ser individual. Sin embargo, sí existe una predisposición a padecerlo, sobre todo cuando los padres tuvieron esta afección.
Es conveniente consultar a un médico especialista, para que realice un diagnóstico oportuno y prescriba el tratamiento adecuado.
Se presenta en la adolescencia y consumir esteroides para aumentar la masa muscular puede condicionar la aparición del acné tanto en hombres como en mujeres.

 

 

También podría gustarte

Comentarios