Uñas perfectas

Por sí mismas, las uñas proclaman la personalidad de su dueña. Cuando aparecen impecables, añaden puntos a la elegancia. Pero en mal estado, denotan una imagen descuidada y desaliñada.

Consigue uñas perfectas

• Quita cualquier resto de esmalte de las uñas con quitaesmalte, pero no frotes con demasiada fuerza, pues podrías estropearlas, así como las cutículas de cada una.

• Si tus uñas están demasiado largas, córtalas con unas tijeras o alicates especiales. Empieza por un lado de la uña y córtala en el ángulo más parecido a su forma natural, porque si cortamos la uña muy recta, puede romperse.

• Para limarlas, el proceso debe ir de los laterales al centro y siempre en el mismo sentido. No es conveniente intentar limar la superficie de la uña, pues lo único que se consigue así es afinarla y que sea más fácil que se parta o escame.

• Cuanto más limpia esté la uña antes de pintarla, más tiempo durará el esmalte. Remoja tus manos en agua templada, después pase un palito de naranjo sobre toda la superficie para eliminar posibles restos y retirar hacia atrás la cutícula.

• Para prevenir los problemas de hidratación de las uñas, es conveniente aplicar un aceite o una crema hidratante sobre cada uña una o dos veces al día. Otro truco es aplicar crema en las manos e introducirlas en una bolsa de plástico y envolverlas en una toalla caliente entre 10 minutos y media hora.

• Para que tus uñas no se rompan tanto, es mejor utilizar productos que mejoren su salud hidratándolas y endureciéndolas.

• Para conseguir una superficie suave, es conveniente extender una fina capa de un producto protector que, además, prolongue la duración del color.

• En cuanto a la aplicación del esmalte, se debe colocar el pincel en el centro de la uña, un poco más arriba de la cutícula y extender hacia fuera. Luego se debe llevar el pincel con el resto de pintura hasta la cutícula con un movimiento muy suave, para después repetir esos movimientos a los dos lados de la primera línea. Tras dos minutos, se puede aplicar una segunda mano de color. Después repasa con el pincel el borde de las uñas para retirar el esmalte sobrante.

Ayudando a la naturaleza

No tienes que resignarte a tener uñas quebradizas o de difícil crecimiento. Tus manos pueden ser la expresión de tu belleza. Si tu problema es que las tienes muy frágiles o crecen muy lentamente, tu opción son las uñas postizas.

Cada vez son más las mujeres que recurren a las uñas acrílicas y de gel por su duración y buen aspecto. Tienen sus ventajas, pero también necesitan ciertos cuidados. Uno de los problemas más comunes cuando se usan uñas postizas es la aparición de hongos provocados por la humedad. Lo más recomendable es que vayas con tu manicurista cada 15 días para que darles mantenimiento. Algunas personas presentan alergias a las uñas postizas, lo cual provoca enrojecimiento e inflamación de cutícula. En este caso, es mejor no utilizarlas.

 

Te recomendamos los siguientes artículos:

El manicure perfecto

¡Deja de soñar con uñas bellas!

Uñas hermosas

 

También podría gustarte

Comentarios