Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Viajes felices

•  Trata de volar en horarios que coincidan con las horas en las que duermen tus hijos.
•  En vuelos largos, una pequeña escala en un aeropuerto puede ser un respiro para ti y tus pequeños.
•  Prepara paquetes de entretenimiento como libros para colorear, para leer, muñecos y juguetes. Sepáralos en bolsas de plástico individuales y sólo permite una actividad a la vez. Así mantendrás una organización y no tendrás problemas para guardar las cosas al momento de aterrizar o si se presenta turbulencia.
•  Evita llevar juguetes ruidosos, plastilina y pelotas. Tampoco es recomendable llevar juguetes de piezas pequeñas.
•  Lleva tu propia comida para garantizar que tus pequeños coman cosas que les gustan y así no dependas de la aerolínea si sólo ofrece cacahuates.

Pregunta qué está permitido y qué no, deja que tus hijos se muevan con cierta libertad por el avión. Que la tripulación defina las normas y no algún pasajero gruñón. No es necesario que tus hijos vayan en completo silencio, mientras no molesten a otros pasajeros y sean respetuosos, todo está bien. Si los pasajeros se dan cuenta de que tú estás haciendo cosas para controlar el mal comportamiento –en caso de que lo haya– serán más tolerantes al respecto con tu familia.

También podría gustarte
Comentarios