Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Violencia emocional en las relaciones de pareja

Violencia emocional en las parejas

Muchas veces relacionamos el término de violencia con golpes físicos, sin embargo, existen golpes que no se ven, sólo se sienten a nivel emocional y que van deteriorando el vínculo de pareja. Quizás el origen de la violencia sea cultural y provenga de un sistema educativo basado en el control de nuestras conductas, en el desconocimiento de nuestra forma de ser, en culpas.

¡Cuidado! 

Los gritos, los insultos, el uso de la fuerza para conseguir que alguien actúe de la manera “adecuada” o parecida a la nuestra no es el método correcto, ya que esto favorece cultivar una creencia errónea acerca de las relaciones interpersonales. Aquí comienza la violencia emocional en las relaciones de pareja.

Creemos que “amor” significa que los demás nos complazcan y se vuelvan una copia de nosotros mismos. Te preguntarás ¿a qué me refiero con esto? Pues bien, estamos acostumbrados a valorar aquello que se parece a nosotros y a rechazar lo que es diferente. Si en la niñez no te enseñaron a amarte y respetar tu forma de ser por ser diferente a la de los demás, entonces vivirás confundida pensando que cualquier tipo de relación se basa en un juego para ver quiénes son los buenos y quiénes son los malos.

Difícilmente nos enseñan a respetar las diferencias aun cuando la intención original fuera esa

Como padres necesitamos actuar sin miedo ante la forma de ser de nuestros hijos en vez de querer cambiar su esencia, a veces por un simple hecho ¡no entendemos su forma de ser! Y se me ocurre una pregunta, cada vez que no entendemos la forma de ser de alguien ¿qué hacemos? Lo cuestionamos y con actitud curiosa tratamos de aprender su particular forma de ver la vida o tratamos de forzarlo a sentir, pensar y actuar como nosotros lo hacemos.

Violencia emocional en las parejas

Ésta es probablemente la forma más sutil de violencia que viene de la raíz latina Vi que significa forzar. El original método incorrecto radica en luchar contra la naturaleza opuesta de las personas con las que nos relacionamos.Especialmente con la pareja. No te des a la tarea titánica de querer que tu pareja se vuelva una copia tuya.

Revisa qué tanto te quejas abierta o encubierta de los siguientes ejemplos:
¿Por qué no es…más sensible o más firme?, más atrevido o más callado?, más tranquilo o más alegre?

En fin, las demandas pueden ser infinitas pero seguro que si haces una reflexión te encontrarás que tus reclamos y enojos llevan implícito que quisieras que tu pareja se pareciera más a ti y viceversa.

Esta expectativa no estaría mal si no fuera porque tratamos de forzar al cambio, juzgando e invalidando las reacciones opuestas a las nuestras.

Una relación sin violencia respeta las diferencias y no las juzga duramente

Pero a la vez con valentía ambos confrontan las debilidades de carácter de su pareja para crecer juntos y unir sus diferencias.

También podría gustarte
Comentarios