Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Virus del Papiloma Humano

Hemera/Thinkstock

En la mayoría de los casos el cáncer cervicouterino es precedido por la infección del Virus del Papiloma Humano (VPH). Hasta el momento se han descubierto aproximadamente 200 tipos de este microorganismo, y de ellos hay algunos (como el 16 o el 18) que afectan a los tejidos sanos y desencadenan el surgimiento de formaciones de células anormales, conocidas comúnmente como condilomas o verrugas genitales.

El VPH se contrae por transmisión sexual, es altamente contagioso por lo que cualquiera puede infectarse con tan solo exponerse a él una sola vez. Las lesiones provocadas por estos virus casi nunca prsentan síntomas, por lo que tanto hombres como mujeres pueden infectarse y transmitirlo sin saberlo. El VPH pocas veces provoca flujo o pérdidas de sangre. Cuando llega a haber verrugas varían en apariencia, en las mujeres suelen ser blandas de color grisáceo rosado y forman racimos. Mientras que en los homres, son blandas y cuando aparecen en el pene son lisas y papulares.

En 2006, la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó una vacuna altamente efectiva para prevenir las infecciones con los tipos 16 y 18 de VPH. Un año después la Secretría de Salud también la aprobó, siendo México el primer país en hacerlo. Esta vacuna tiene alrededor de 95 a 100% de efectividad y está recomendada para niñas y mujeres con edades entre los 9 y 26 años. Se deben aplicar 3 dosis y es preferile vacunarse antes de iniciar una vida sexual activa. Es importante señalar que quienes se hayan vacunado, no estarán protegidas contra todas las infecciones que pueden causar cáncer, por lo que será importante continuar, de manera regular, con las pruebas de detección de este padecimiento.

iStockphoto/ThinkstockPrevención

Para prevenir el contagio de algún tipo de VPH sigue estas indicaciones:

  • Utiliza condón para prevenir el contagio de enfermedades venéreas.
  • Evita fumar.
  • Limita el número de parejas sexuales.
  • Realiza revisiones periódicas con el ginecólogo. Un Papanicolaou al año tras tu primer encuentro sexual o a partir de los 18 años, hasta los 30. Una revisión cada dos años al cumplir los 30 y hasta los 70. De los 70 años en adelante queda a discreción del ginecólogo determinar la periodicidad del Papanicolaou.
  • Aplícate la vacuna contra el cáncer cérvico uterino.
También podría gustarte
Comentarios