Vivan juntos la espera del bebé

Dentro de los preparativos para la espera del bebé, existe un sinfín de cosas qué comprar y espacios qué acondicionar, así como la ardua tarea de llevar a cabo algunos trámites, por ejemplo, el del seguro médico. Sin embargo, tú y tu esposo no deben olvidar que también se necesita una preparación emocional para afrontar los cambios que deberán aplicar en su vida en pareja y disponer las condiciones para ser unos padres de calidad. En esta nueva etapa, mamá se sentirá querida y comprendida si papá está presente y papá se sentirá satisfecho y agradecido si mamá da lo mejor de ella a su bebé.

Vivan juntos la espera del bebé
Wavebreak Media/Thinkstock

¿Cómo lograrlo?

“Es normal que una mujer embarazada tenga tanto pensamientos agresivos, como amorosos en relación al bebé. Esto se debe no sólo a los cambios hormonales sino al enfrentamiento con la gran responsabilidad que está por llegar. La angustia puede reducirse durante el embarazo cuando la madre está bien consigo misma y en la relación con su pareja”, afirma la psicoanalista Vanessa García.

Los cursos de psicoprofilaxis son el primer paso de unión para la pareja

En estos casos ambos se involucran en el embarazo y les da información para que adquieran confianza y seguridad en el proceso de ser padres. En las clases se imparten ejercicios de relajación y respiración que ayudan a la mamá a manejar el dolor durante el trabajo de parto.

Según la psicóloga Vanessa García:

“La madre tiene un sentimiento de pérdida al nacer el bebé, ya que antes del alumbramiento experimentaba la sensación de ser una unidad con él”, por eso es importante que permanezcan unidos y sean conscientes de que la naturaleza es sabia y concede al ser humano nueve meses de gestación para poder recibir a un bebé. Al principio del embarazo pareciera que falta mucho tiempo para llegar por fin a la fecha estimada del parto pero… ¡el último mes se pasa volando!

Resuelve los pendientes poco a poco, no los dejes para el final: así podrás disfrutar el proceso 

Nunca se está cien por ciento preparados para ser padres, pero cuando uno tiene la mejor disposición, se compromete con su nuevo rol y está abierto para aprender, se logra crecer en todos los sentidos: como papá o mamá, como pareja y como persona.

Tómense de la mano, respiren profundo, tomen las cosas con calma y disfruten, ya que están por vivir una de las experiencias más maravillosas de la vida.

También podría gustarte

Comentarios