orgasmo ¿Y el tuyo cómo es?

“Escribir es como hacer el amor.
No te preocupes por el orgasmo, preocúpate del proceso”.
Isabel Allende

“Tengo orgasmos de ogro, universales, bestiales, suaves, profundos, angélicos, pornográficos, volcánicos, rabiosos, chistosos, femeninos…
Pero para que ponerle etiquetas, el orgasmo no se define con palabras”.
Adanowsky

Cosquillitas, temblores, cansancio, flores, juegos artificiales, campanadas, me contengo, una explosión, muchos colores, olor a fresa, no puedo respirar, mi mente en blanco, me quema, me quema, ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh … y ya… Así.

El orgasmo es una sensación de liberación repentina y placentera luego de un punto casi insoportable e infrenable de tensión sexual acumulada y guardada de manera continua desde que se inicia la excitación o el mejor llamado cachondeo.

Es natural que durante tu orgasmo sientas que pierdes la razón, de hecho hay mujeres que hasta comienzan a delirar (aunque debes tenerle paciencia a tu pareja, créeme, hace su mejor esfuerzo); ya que durante el clímax sexual se concentra una gran cantidad de sangre en tu clítoris y tus músculos se contraen.

Para tener un orgasmo placentero con tu pareja primero debes conocerte, tocarte, sentirte, acariciarte, jugar un poco contigo. ¿Cómo va a querer alguien tener sexo contigo si tú eres incapaz de hacerte el amor? La base del orgasmo es la sensación y el placer que se brinda al momento de tener contacto físico, ya sea por besos, caricias, deseos emitidos en el momento o por la penetración.

Debes de conocerte a ti misma, para poder entender y saber lo que más te agrada, tus sensaciones y las respuestas a los estímulos de tu pareja, también podrás controlar la situación y pedirle la forma en que quieres que te toquen, te besen y te hagan el amor.

¿Que a qué huele? ¿A qué sabe?  yo creo que a fresas, o tal vez como a moras, olor dulce y a la vez fuerte y conciso, es especial, a un spa con infusiones de hierbas y un toque de canela, con el vapor de agua entrando por todo el cuerpo y esa sensación en la boca de humedad, de comerse las nubes en bocanadas de cielo… en realidad, delicioso.

Así que ya sabes, conócete, concéntrate, anímate y aprovecha a tu pareja. No te inhibas y recuerda que usar protección es cuidarte y cuidar a los que amas.

También podría gustarte

Comentarios