Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Y tú ¿cómo respondes a los elogios?

Regina es una mujer joven, atractiva y dotada de una inteligencia extraordinaria; es exitosa en su trabajo y además, una madre de familia sola que ha respondido por ella y sus dos hijos adolescentes de una manera admirable desde hace 10 años en que se separó. Además de tener muchas otras cualidades más, Regina se ha convertido en el blanco de las miradas masculinas, y en diversas ocasiones se le acercan, algunos con la intención de poder entablar una relación de pareja y otros muchos con la idea simplemente de reconocer a la gran mujer que es.Hemera/Thinkstock

Pero todo esto, lejos de hacerla sentir feliz le causa cierto malestar, pues le incomoda que le hablen acerca de todo aquello que hace bien ¿la razón? Para Regina el hecho de que la consideren sobresaliente le implica asumir una responsabilidad mayor al desempeñarse, pues siente que no puede “manchar” esa idea que los demás tienen sobre su persona.

Esta es sólo una de las razones por las que a muchas mujeres como Regina, el piropo les significa una situación que prefieren evitar al máximo, o también no saben de qué manera pueden responder a él y terminan por minimizar sus logros o sus capacidades, tratando de convencer a los demás, de por qué no es tan sobresaliente, como por ejemplo: “sí, he podido sacar a mis hijos adelante, pero es un verdadero milagro porque yo era incapaz de hacer algo así”.

La autoestima que desarrollas juega un papel muy importante, tanto en la parte de reconocerte como una persona valiosa, así como al momento de aceptar que alguien más lo haga. Y es que como explica Nathaniel Branden, autor del libro “La autoestima de la mujer”, Editorial Paidós: “Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más ambiciosos seremos no sólo en el sentido profesional o financiero, sino en material de lo que esperamos experimentar en nuestras vidas: emocional, romántica, intelectual, creativa y espiritualmente. Cuanto más baja sea nuestra autoestima, menos aspiraciones y menos posibilidades de éxito tendremos”.

El trabajo de aceptarlo

Parece increíble creer que recibir un halago sea una razón de incomodidad, cuando debería ser lo contrario y aunque te parezca imposible de lograr, en la medida en que te mentalices a que quienes te admiran y te exteriorizan este sentimiento lo hacen en la mayoría de los casos con la mejor intención y con el afán de acercarse a ti, podrás recibir el reconocimiento sin sentir presiones de ningún tipo o que no eres digna de que se te distinga.

Cuando te des el espacio para escuchar, agradecer y capitalizar las palabras de quienes te rodean, podrás contribuir a mejorar tu autoestima. A partir de este punto te será más sencillo aceptar tus cualidades e incluso ponerlas en práctica para futuras situaciones que te toque enfrentar. Además, si aprovechas la oportunidad para hablar de manera positiva de los retos o ventajas que tuviste para llegar a ese punto, podrás establecer canales de comunicación con todas esas personas que te brindan su apoyo.

Según el autor, al tener una alta autoestima, “nuestras comunicaciones tendrán la posibilidad de ser más abiertas, sinceras y adecuadas, porque creeremos que nuestros pensamientos son valiosos y por lo tanto aceptaremos la claridad en lugar de temerla”.

¡Cambia de actitud!

Prepárate para recibir en lo sucesivo, todos los reconocimientos de la mejor manera, puedes poner en práctica los siguientes consejos:Hemera/Thinkstock

  • Cada vez que hagas algo positivo, empieza por sentirte orgullosa de ti misma.
  • Jamás pongas en duda tus habilidades, ni pienses que tus logros son el resultado de un milagro.
  • Si alguien hace algún comentario positivo sobre ti, agradécelo y no sientas pena de exteriorizar lo satisfecha que estás de todo lo que haces.
  • Aprende a escuchar lo que te dicen. Muchas veces estás tan acostumbrada a realizar tantas cosas bien, que pierdes de vista los alcances que puedes tener, por eso siempre es bueno que haya quién te lo recuerde.

Hacer una evaluación acerca de la persona que eres, te ayudará a sacar lo mejor de ti, para ello es recomendable que realices un recuento de tus habilidades, capacidades, cualidad, así como también de tus logros. Se trata de realizar un ejercicio de autoconocimiento a través del cual puedas valorar desde tu perspectiva, porque estás rodeada de personas que sí son capaces de ver en ti a una mujer digna de destacar.

“La perseverancia es el motor del éxito”.

bojorge@teleton.org.mx

Para saber más:

La autoestima de la mujer
Nathaniel Branden
Editorial Paidós

También podría gustarte
Comentarios