Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Carga tus cristales y sincronízalos con tu energía

Cada piedra , cuarzo, metal, cristal o gema tiene su propiedad y cualidad que las distingue y esa energía nos puede ayudar en nuestra vida cotidiana ya sea en lo profesional, amor, espiritual, prosperidad o salud.

Algo que debes saber es que las piedras o cristales no trabajan de igual forma para todas las personas, es decir que si un cuarzo en específico trabaja para ayudar en el área de trabajo no quiere decir que para todo el mundo trabaje en esa área.

Recuerda que la manera en que una piedra trabaja depende de las energías de cada persona que las utilice y de las necesidades de cada persona.

Esas atribuciones que se le da a las piedras es algo global y muchas veces relativa. No olvidemos que su energía no se puede medir. A continuación les describo cada cualidad o propiedad de algunas piedras:

Para aprovechar el poder de los cristales, primero necesitas cargarlos —y ocasionalmente recargarlos— con la mágica luz de la luna.  También debes sincronizarlos con tu energía personal, pues esto aumentará su poder: llévalos contigo y tócalos con frecuencia. Cuando estén listos, es mejor que no permitas que alguien más los toque, pues modificaría la sincronía energética.

Para cargar un cristal, espera a que la luna esté en cuarto creciente, entre las lunas nueva y llena —durante ese periodo, la energía lunar aumenta. Antes de cargarlo, llévalo varios días en tu bolsillo para fortalecer la unión entre el cristal y la energía de tu propio cuerpo. No lo coloques cerca de objetos metálicos (como llaves o monedas) que pudieran dañarlo.

Para cargar tus cristales, necesitarás:

  • Una varita de incienso que represente al aire.
  • Una vela roja que represente al fuego.
  • Un recipiente con agua, de preferencia una concha marina.
  • Un recipiente con tierra, de preferencia de barro.
  • El aceite esencial de tu preferencia.

iStockphoto/ThinkstockEnciende la varita de incienso y la vela. Pasa tu cristal por los representantes de cada elemento: aire, fuego, agua y tierra. Mientras lo haces, di “te cargo con el poder de los vientos del aire/ de las llamas del fuego/ de las olas del agua/  de la tierra de la cual provienes”, y visualiza cómo cada elemento pasa por él.
Para terminar, frótalo con el aceite mientras dices “te cargo con el poder del espíritu, la armonía y la verdad”, mientras visualizas cómo la energía positiva entra en él. Para evitar contaminaciones, guárdalo en una bolsita, preferentemente de seda.

También podría gustarte
Comentarios