Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

El color de tu aura

Se le llama aura (del griego aire o brisa), al campo energético que envuelve a todos los seres. Este campo se ve afectado directamente por la personalidad, las circunstancias, y el estado físico, mental y emocional de cada individuo. Se dice que es una especie de halo de luz que emana del cuerpo, de colores y sin límites definidos.

Prácticas tales como la meditación, el aprendizaje de la sanación espiritual y el desarrollo de tu consciencia psíquica, te pueden ayudar a conocer tus niveles de energía espiritual y emocional, y por consiguiente, a conocer tu aura. Eventualmente, hasta podrías llegar a estar en condiciones de ayudar a otros en este sentido.

El significado de sus colores

Los colores y la intensidad del aura tienen un significado especial, y pueden resultar muy reveladores para saber cuál es el estado de salud y emocional de la persona. Incluso, los expertos aseguran que se pueden diagnosticar ciertas enfermedades aun antes de que aparezcan los síntomas.

Es un error común creer que el aura sólo tiene un color en particular; en realidad, los colores varían constantemente. De la forma en cómo respondas a las diferenetes experiencias de la vida, depende la forma de tu sistema energético, que puede ser desde una halo difuso, hasta una especie de esfera puntiaguda. Igualmente, el tamaño y la posición del aura varían dependiendo de las circunstancias por las que cada quien esté atravesando en ese momento.

Los colores del aura suelen ser traslúcidos, con gran cantidad de matices. Los seres humanos generalmente tienen uno o dos colores dominantes (que por cierto, suelen coincidir con sus colores favoritos). A medida que el individuo evoluciona y crece espiritualmente los colores de su aura van cambiando; los expertos afirman que entre más limpia y luminosa sea su aura mayor habrá sido su avance espiritual. Los principales colores que puede presentar el aura son:

• Rojo: Se relaciona con el cuerpo físico, el corazón y la circulación sanguínea. Es el color más denso y es el que más atrae o repele. Las personas con el aura color rojo son por lo general fuertes, realistas y desean alcanzar el éxito material. Son pasionales y afectuosos, con espíritu de liderazgo y ganas de vivir, aunque generalmente son nerviosos, impulsivos y egoístas.

• Rosa: Es el color de los artistas y los amantes de lo místico; son personas humanitarias y compasivas, que han alcanzado el equilibrio entre lo material y lo espiritual. Si se trata de un rosa oscuro, el individuo tiende a la inmadurez.

• Naranja: Tiene que ver con los órganos reproductivos y las emociones; es el color de la vitaldad, la buena salud y el entusiasmo. Sin embargo, también es el color de los apetitos y las adicciones. Los individuos de aura anaranjada suele ser considerados, cordiales, llenos de energía. Si el naranja es apagado, es posible que el individuo sea avaro, materialista y egoísta.

• Amarillo: Se le relaciona con la actividad del bazo y con la energía vital. Es el color del despertar, de la inspiración, de la inteligencia y de la acción compartida. Los poseedores de este tipo de aura suelen ser creativos, optimistas, ingeniosos y tienen gran sentido del humor. Si el amarillo es sucio, tendiendo a marrón o a verde, probablemente se trate de una persona estresada y agotada por su búsqueda de aprendizaje.

• Verde: Se encuentra ligada a la actividad del corazón y los pulmones. Es el color de la naturaleza, del crecimiento, del balance, y sobre todo, de los cambios positivos. La poseen personas confiadas, tranquilas y simpáticas, que muy posiblemente tengan dotes para la sanación. El verde oscuro es sinónimo de celos e inseguridad.

• Azul: Se le relaciona a la tráquea y a la glándula tiroides. Es el color de la comunicación, de la intuición y de generosidad. Es propio de personas sinceras, positivas y seguras de sí mismas. Los individuos con aura azul suelen tener muy buena salud. Sin embargo, las auras de azules apagados pueden relacionarse con estados de depresión o malhumor, o con la dificultad para expresarse.

• Índigo: Tiene que ver con “el tercer ojo”, la visión en general y la glándula pituitaria. Personas cariñosas y comprensivas, aunque con gran intuición y sentido de la lógica, y que en casos extremos, incluso pueden llegar a ser muy manipuladoras.

• Violeta: Se refiere a la coronilla, la glándula pineal y el sistema nervioso. Es el color más sensible y sabio, y revela poderes psíquicos. La poseen individuos altamente espirituales, capaces de otorgar su amor incondicional a todo ser viviente. Además, estas personas se caracterizan por ser visionarios y por conocer perfectamente sus objetivos de vida.

• Plateado: Se relaciona con la posesión material y con la riqueza espiritual; frecuentemente estos individuos poseen un gran poder mental aunque le falte saber canalizarlo correctamente. No es una persona muy activa y eso le puede traer problemas de salud.

• Dorado: Es el color de la iluminación y la protección divina. Cuando se presenta en un aura, significa que la persona está siendo guiada por la energía suprema. La tienen individuos que aspiran a las metas más elevadas, metas que para muchos son imposibles de alcanzar. Estas personas pueden llegar a exigirse demasiado a sí mismas.

• Blanco: Refleja la presencia de “otra energía”; es un estado absoluto de pureza, con cualidades angelicales. Estas personas suelen amar la verdad, la paz, la armonía y la espiritualidad. Generalmente, son etéreas, bondadosas e idealistas. Se supone que si en un aura se presentan reflejos blancos, la persona está embarazada o pronto lo estará.

• Negro: Expulsa y atrae energía hacia sí misma; captura la luz y la consume. Usualmente indica conflictos no resueltos y la incapacidad de perdonar o pedir perdón. También puede relacionarse con vidas pasadas cuyos recuerdos lastiman a la presente. Si se encuentra en una zona específica del cuerpo, puede referir problemas graves de salud.

• Gris y marrón: Retiene o bloquea la energía que debería fluir; son tonos que reflejan desequilibrios emocionales o dolencias físicas. Individuos con estas características suelen estar ansiosos o angustiados.

• Arcoiris: Líneas multicolores provenientes de zonas como las manos, la cabeza o el tronco, pueden indicar que el individuo es una persona “estrella” o “nueva”, es decir, que se encuentra en su primera encarnación en la Tierra. También puede verse cuando la persona es una sanadora innata.

También podría gustarte
Comentarios