El poder de los cristales

0

La sociedad actual ha redescubierto la magia de los cristales. Muchas personas los lucen en sus joyas o los emplean para decorar sus hogares. Prácticamente todas las culturas han recurrido a las piedras preciosas como símbolo o como decoración.

Pero los cristales también tienen aplicaciones prácticas que podemos incorporar en nuestra vida diaria. Con ellos, es posible reunir, enfocar y dirigir la energía que existe a nuestro alrededor y en nuestro interior.

Cómo funcionan
Aunque cada tipo de cristal tiene sus propias habilidades y atributos energéticos, todos funcionan de la misma manera.
La fuerza primaria de los cristales se encuentra en su color. Éste depende de la velocidad a la cual se mueven los átomos que lo forman, la cual puede ajustarse a la energía que emite tu aura.
La segunda fuerza es su capacidad para canalizar energía. Justo como la luz puede enfocarse a través de los cristales, igual ocurre con la energía psíquica —y esto permite desde emplearla para curaciones hasta para entablar comunicaciones con la divinidad.
Comprender las asociaciones energéticas de cada cristal te permitirá aprender a aprovecharlas. Por ejemplo, los celtas creían que el granate ayudaba a encontrar el valor; si tienes algún conflicto que necesitas resolver, luce una joya que tenga un granate (de preferencia, que la joya tenga un diseño celta).
Los cristales que aumentan las vibraciones amorosas deben llevarse cerca del corazón. Para mejorar la comunicación, se usan en collares cortos o gargantillas. Y para hacer un excelente regalo, investiga cuáles son las piedras que por nacimiento les corresponden a tus amigos.

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar