Saltar al contenido
Toque de Mujer

Cepillarse el cabello: mitos y realidades

El cabello es uno de los accesorios más importantes que tenemos las mujeres. Una cabellera fuerte, sedosa y brillante, es sinónimo de juventud y belleza. Por tal razón es muy recomendable que la cuides mucho, para lucir siempre espectacular.

Una forma de mantener tu cabellera sana es cepillándola; sin embargo, existen muchos mitos y realidades al momento de llevar acabo está práctica ¿qué tan bueno o qué tan malo es? Chécalo aquí.

Cuando mi cabello está húmedo suelo cepillarlo, ¿es malo?

Realidad   Verdadero, ya que cuando el cabello está mojado, este se vuelve más frágil y quebradizo.   El espacio entre los dientes del cepillo es muy estrecho, por lo tanto, al momento de pasarlo por el cabello húmedo, este puede enredarse más y provocar nudos, que harán el cepillado más difícil y hasta doloroso.   Si tu cabello está mojado y quieres cepillarlo, usa un peine de dientes grandes y separados; sin embargo, lo mejor es esperar a que el cabello esté seco y así poder seguir con este proceso.   Stockbyte/George Doyle/Thinkstock ¿Si cepillo mi cabello, se caerá más rápido?
Mito   Esto sin duda es falso, el cabello tiene un ciclo de vida, y es inevitable que se caiga en determinado momento.   Si te cepillas y notas cabellos en tu peine o cepillo, es por que estos ya estaban listos para desprenderse.   Recuerda que al día podemos perder entre 50 y 100 cabellos, si notas que está cantidad es mayor, es mejor acudir con un especialista, que te ayudará a determinar si tienes algún problema de alopecia.   Stockbyte/Thinkstock ¿Cepillar mi cabello en exceso es malo?
Realidad   El cepillar en exceso tu cabellera traerá como consecuencia un desgaste del cuero cabelludo, y puede provocar que este se quiebre.   Lo mejor es cepillarlo una o dos veces al día. Si tienes el cabello enredado comienza con las puntas, para después desenredar la parte superior.   Pixland/Thinkstock