Saltar al contenido
Toque de Mujer

Alcohol y azúcar bajan las defensas

iStockphoto/Thinkstock
Alcohol

Se sabe que los alcohólicos son más propensos a padecer neumonía y otras infecciones que las personas no alcohólicas, ya que empeoran los mecanismos de defensa de los neutrófilos (células defensoras del cuerpo).
El alcohol también incrementa la susceptibilidad a infecciones en animales. Investigadores tomaron células de los pulmones de ratas alimentadas con alcohol y encontraron que 3 de 10 perdieron totalmente su actividad antibacteriana.

Azúcar
Inhibe la función del sistema inmunológico, al reducir las defensas de las personas que la consumen. La ingesta de 100 gramos de azúcar, disminuye significativamente la habilidad de los neutrófilos para destruir a las bacterias. Esto aplica para todos los tipos de azúcar, no sólo la sacarosa (azúcar de mesa), sino también para la glucosa, la fructosa y la miel.
El efecto comienza a los 30 minutos de haber consumido azúcar y puede durar hasta 5 horas. Los neutrófilos constituyen del 60 al 70% del total de los glóbulos blancos circulantes en la sangre, la baja en su actividad puede perjudicar seriamente al sistema inmune.

Por eso, evita en la medida de lo posible estos dos ingredientes en tu vida o, al menos, reduce su ingesta.