Saltar al contenido
Toque de Mujer

7 claves para elegir al perro adecuado

El tamaño, la raza, qué tan activo es y cuánto mantenimiento requiere, son sólo algunos de los factores a considerar en la elección.
Si está decidida a incluir un nuevo miembro en la familia, está segura de aceptar el compromiso de tiempo y dinero que una mascota representa, entonces  es momento de considerar los siguientes puntos para encontrar al compañero ideal.

Analice su situación
Antes de elegir un perro examine su estilo de vida y analice el tipo de cambios que está dispuesto a hacer para incluirlo en su rutina. Piense en el tamaño, la energía, la edad, el tipo de pelo, el género y la raza. Considere si desea un perro que sea amigable con los niños o un perro de compañía. Después estudie las opciones para saber en dónde encontrarlo. Recuerde, todos los perros, independientemente de su tamaño, necesitan de compañía y atención. Son seres sociables que buscan formar parte de una familia. Adquirir un perro significa abrirle las puertas de su hogar y de su corazón, así como comprometerse con él durante varios años. No lo abandone, él nunca lo haría. Aquí le presentamos algunos consejos para buscar y encontrar al perro más adecuado.
1. Tamaño
Seguramente usted ya sabe si quiere un perrito faldero el cual pueda llevar consigo a todos lados, o si tiene el corazón puesto en un perro grande o ¿por qué no? uno gigante. Considere que los perros chicos son delicados y vulnerables. Si son muy pequeños, corren el riesgo de ser pisados o lastimados seriamente si se les carga mal. Por su parte, los perros grandes necesitan más espacio para moverse. Los perros grandes son más caros de mantener en cuanto a alimento, accesorios, y gastos como servicios de baño, entre otros. En ambos casos, el perro deberá recibir entrenamiento básico para convivir con la familia.

2. Qué tan activo lo quiere

Algunos perros son más activos que otros. Por lo general el nivel de energía está determinado por la raza. Todos los perros, chicos y grandes, activos o tranquilos, requieren de una rutina de ejercicio diario. Si usted no puede asegurarle a su perro más que un par de caminatas moderadas como rutina de ejercicio, piense en una raza que no requiera mucha actividad, como sería un Basset Hound. Si por el contrario, quiere una mascota que lo acompañe a diario a correr algunos kilómetros, piense en un perro activo de entre las razas de trabajo, como sería un Border Collie.
Muchos de los problemas de comportamiento de los canes se originan en un exceso de energía acumulado. En su mayoría, los perros que han sido abandonados por problemas de comportamiento podrían haber solucionado el problema si se les hubiera dado una mejor atención a la energía acumulada a través de ejercicio, juego, además de retos intelectuales.

3. Edad
Generalmente buscamos cachorros para incluirlos en nuestras familias, pero también puede considerar la opción de un perro adulto. Los cachorros requieren de mucho entrenamiento, seguramente habrán accidentes, muebles y zapatos mordidos. Pueden desarrollar un carácter inesperado si no se les dirige adecuadamente. Un perro adulto ya tiene el temperamento definido, es menos activo que un cachorro, por lo que es más estable. Si el perro no ha sido entrenado para estar en casa, deberá tener paciencia por algún tiempo.
Busque un perro adulto que haya sido socializado previamente, sobre todo si tiene hijos en casa.

4. De raza pura o mixta

No cabe duda que los perros de raza pura son los más populares. Si usted se inclina hacia un perro con las características físicas o de carácter de una determinada raza, asegúrese de que el animalito sea el adecuado para su estilo de vida y el de su familia. También considere los requerimientos de mantenimiento y posibles problemas de salud que se puedan presentar. Algunos tipos de razas tienen tendencias genéticas
a padecer ciertas enfermedades.
A la naturaleza le gusta la variedad, por lo que los perros de raza mixta pueden dar resultados maravillosos. La mezcla de dos razas pueden balancear el carácter de un perro. La única recomendación es estar abiertos a lo inesperado, pues nunca se sabe cómo se verán cuando sean grandes. Como regla general, los perros de raza mixta tienen buen carácter y son muy inteligentes.

5. Mantenimiento
Al igual que el ejercicio, todos los perros necesitan una rutina de mantenimiento e higiene básicas, sin embargo algunos requieren más cuidados que otros. Por ejemplo, los perros de pelo largo requieren que se les cepille a diario. Los perros de pelo corto pelechan mucho, por lo que tendrá que considerar un incremento en los requerimientos de limpieza en el hogar. Los perros con orejas largas tienen una mayor tendencia a tener infecciones en el oído si no se les limpia con frecuencia. Otros perros, sobre todo los que tienen “cachetes” babean mucho y esto puede ser un reto para mantenerlos a ellos y a su hogar limpios.
6. Macho o hembra
Existen ciertas características que son más marcadas entre las hembras y otras entre los machos. Las perras tienden a ser más independientes que los machos, son más decididas y territoriales, quieren estar en control de la situación y son muy protectoras de su familia; pueden llegar a tener cambios de temperamento cuando se acercan a su época de celo.
Por su parte los machos son más dependientes de la atención que se les brinda; son exuberantes por lo que requieren mayor necesidad de rutinas de juego y ejercicio.
Los motiva mucho la comida, lo que hace que sean más fáciles de entrenar a base de premios.

7. consiga a la mascota perfecta
Acuda con criadores establecidos y reconocidos por la Federación Canófila Mexicana, a centros de rescate animal o refugios serios que tengan como primer interés el bienestar de los animales. Evite comprar perros en la calle o en establecimientos de reputación dudosa. No hay manera de saber en qué estado han sido criados, ni qué tipo de enfermedades tendrán.