Saltar al contenido
Toque de Mujer

Cuida tus moldes de repostería

• Lava tus moldes para repostería con una esponja.

• No los talles con fibras o piedras porque se rayan y las preparaciones se pegan.

• Una vez lavados sécalos perfectamente para evitar oxidaciones.

• Procura no cortar los panes, los pasteles o las gelatinas en el molde, pues el cuchillo los maltrata.

• Para evitar que los pasteles se peguen engrasa abundantemente el molde y enharínalo o cúbrelo con pan molido.

• Para desmoldar fácilmente gelatinas y mousses, frota el molde con un algodón humedecido en aceite comestible antes de vaciar la preparación.