Saltar al contenido
Toque de Mujer

5 tips para adueñarte de tus noches y lograr un buen descanso, aun con incontinencia

5 tips para adueñarte de tus noches y lograr un buen descanso, aun con incontinencia

Dormir es aparentemente sencillo. Dormimos todas las noches, a veces más u otras menos. Es una actividad que se ha automatizado y por lo mismo no prestamos la atención que merece, pero es totalmente importante ya que el sueño es uno de los pilares fundamentales en la vida del ser humano, específicamente del bienestar. Nos ayuda no solo a descansar sino a conservar la salud física y mental.  Es en este momento donde nos regeneramos físicamente y nuestros procesos cognitivos como el aprendizaje, la memoria y la concentración se restauran.

Entre los distintos factores que pueden alterar la calidad del sueño, se encuentra la incontinencia urinaria debido a que puede causar insomnio. Éste se trata de un trastorno que refiere a la incapacidad para iniciar o mantener el sueño. Se acompaña de una sensación de cansancio al despertar, falta de energía, fatiga, dificultad para concentrarse, alteración de la memoria y problemas en el comportamiento como irritabilidad, agresividad e impulsividad.

Muchas veces existen ciertos factores, como la preocupación, que pueden generar o detonar el insomnio. Como en el caso de las personas que presentan incontinencia urinaria, ya que puede ser un factor estresante que condicione la calidad del sueño. La posibilidad de tener un derrame de orina puede crear ansiedad que el cuerpo traduce como una elevación del cortisol, una hormona que afecta la calidad del descanso. 

Platicamos con la Dra. Elisa Sacal, asesora de sueño, para entender cómo podemos lograr dormir de manera relajada, sintiéndonos seguras y seguros al momento del descanso y adueñándonos de las noches. Nos compartió 5 tips para poder tener un correcto descanso que nos ayude a sentirnos saludables y con muchas ganas para cumplir con nuestros objetivos del día al despertar, sin importar la incontinencia urinaria:

1.     Ten una rutina antes de dormir: crea un ritual de sueño que funcione como una transición de tus actividades diarias al sueño por la noche. Es decir, una serie de pasos que indiquen a tu organismo de forma gentil que el momento de descansar se acerca y de esta manera el cuerpo podrá anticipar y prepararse adecuadamente. Se recomienda programar una alarma 30 minutos antes de dormir y comenzar el proceso para ir a la cama con actividades sencillas, por ejemplo: ordenando tu recámara, tomando un baño tibio, leer o escuchar música tranquila.

2.     Aduéñate de tus noches: localiza a tus aliados y elige productos absorbentes que te den seguridad. TENA® Nocturno es un portafolio de productos para incontinencia urinaria que brinda protección superior y está diseñado para el momento específico del descanso, considerando la postura horizontal y adaptándose anatómicamente para ofrecer la oportunidad de estar libres de preocupación y poder enfocarse en el momento del descanso.  

3.     Sé constante: Procura irte a dormir y levantarte todos los días en el mismo horario con una variación de no más de una hora los fines de semana, con esta actividad establecerás una rutina de sueño consistente. Recuerda organizar tu día para poder dormir de 7 a 9 horas diarias.

4.     Prepara tu espacio para dormir: procura hacer de tu recámara un santuario de sueño en el que utilices la cama únicamente para descansar. Evita pasar tiempo ahí trabajando, ya que la mente puede crear la asociación y detonar un flujo de pensamientos que crean ansiedad o dificulten la relajación. Procura dormir en un cuarto completamente oscuro, ventilado y ordenado.

5.     Di “adiós” a tus aparatos electrónicos: la luz que emiten los dispositivos electrónicos como la televisión, laptops o el teléfono móvil es similar a la luz del sol que indica a nuestro cerebro que es momento de despertar y bloquean nuestra hormona de sueño, por eso es importante suspender su uso 2 horas previas a acostarnos. 

Para que estas recomendaciones tengan resultados, la Dra. Elisa Sacal recomienda poner al sueño como una prioridad en las actividades diarias, lo que tendrá un impacto positivo en tu rendimiento y sacarás provecho a tus tareas diarias, desde un mayor desempeño en el trabajo, hasta un mejor humor. Aduéñate de tus noches con un buen descanso.