Saltar al contenido
Toque de Mujer

Día Internacional del Niño con Cáncer

Jupiterimages/Creatas/Thinkstock

En la lista de deseos que los padres tienen para sus hijos, quizá el más importante es que tengan salud. Verlos crecer y dar sus primeros pasos como jóvenes o adultos es un sueño que se abraza todos los días y que se pone en riesgo cuando hay sospecha de algún padecimiento como es el cáncer. Por lo que si se confirma el diagnostico y lo padres enfrentan solos esta noticia, es casi inevitable que surjan un sinnúmero de temores respecto al futuro de su hijo.

El doctor José Méndez, coordinador de psicooncología pediátrica del Instituto Nacional de Pediatría, explica que normalmente se les comunica a los papás ya que se hicieron todos los estudios y exámenes de laboratorio necesarios. El especialista afirma: “Lo que hacemos en el Instituto es una reunión con ellos, el médico tratante, personal de servicio de trabajo social y psicooncología. Desafortunadamente, el cáncer se asocia con la muerte y no es correcto, ya que depende del diagnóstico las posibilidades de curación, por lo que ellos deben de estar bien informados sobre la situación. Cada uno de los especialistas les dirá todo lo que deben saber.

Generalmente, cuando se enteran, pasan por un momento de shock, y saber qué hacer los ayuda a evitar una crisis de ansiedad”.
Sobre cómo participar la noticia al pequeño, José Méndez comenta que depende mucho de la edad del niño: “En niños hasta de 6 años se les dice el nombre de la enfermedad. Por ejemplo, quizá no se dice cáncer pero sí leucemia y con imágenes de un cuento se les explica lo que sucede en su cuerpo, el tratamiento y lo que implica estar en el hospital. Cuando tienen 7 u 8 años en adelante, se les informa lo mismo, además de los efectos secundarios como es la pérdida de cabello, algo que les afecta principalmente a las niñas”.

Cuando el niño tiene 12 años o más

Su imagen corporal es muy importante por lo que si sufre la caída del cabello se puede sentir expuesto a la discriminación por parte de sus compañeros de escuela, amigos o familiares. Ver afectada su autoimagen es un punto muy crítico de adaptación a la enfermedad, no importa si es niña o niño, de igual manera reciben miradas de crítica sobre su apariencia: “Las personas si lo ven pelón o con gorrita, lo ven raro, lo señalan y marcan la diferencia con otros”, comenta José Méndez.

El especialista hace énfasis sobre que sin importar la edad que tenga el paciente, siempre debe estar enterado acerca de que le pasa y nunca engañarlo. Así, los médicos que acompañan al pequeño podrán explicarle de manera clara el proceso por el que atraviesa, si habrá o no muchas inyecciones, pastillas o particularidades sobre su dieta o consumos de algunos alimentos, además de enseñarle técnicas de relajación y tratamiento del miedo, para que colabore con su tratamiento.

La esperanza

Mantener en buen estado el ánimo del niño y de sus padres necesita de la labor de un equipo, por lo que cualquier duda que tengan sobre la enfermedad es muy importante que sea aclarada por su médico tratante. A este respecto, el coordinador de psicooncología pediátrica subraya que muchos padres deciden abandonar el tratamiento por ignorancia, por miedo, por falta de información y por no contar con soporte emocional, por lo que es fundamental buscar el apoyo de un psico oncólogo, ya que les brindará no sólo el soporte que necesitan a lo largo del tratamiento, también las herramientas y conocimientos que requieren para enfrentar las emociones que se generan.

Se necesita de mucha fortaleza para no perder la confianza en el futuro y ganar la batalla contra los miedos que rodean el cáncer. “Hacemos siempre todo lo posible para que el pequeño tenga una buena calidad de vida, luche, se esfuerce y se cure”, dice José Méndez y concluye: “Todos vamos a morir, tú y yo, pero no sabemos dónde, cómo y cuándo; eso nadie lo sabe”.

¿De qué se alimenta la esperanza? Quizá del amor infinito que los padres le tienen a su hijo y que justo es en eso, que la ciencia no puede hacer algún pronóstico. El futuro tiene sus secretos y en la vida de un pequeño debe de existir además, con la ilusión que se cumplirán uno a uno todos los deseos que sus papás tienen para él.
Bojorge@mexicounido.org.mx

Descubre las maneras de apoyar a los niños con cáncer en