Saltar al contenido
Toque de Mujer

Evita las comparaciones en los niños

Evita las comparaciones en los niños para no dañar su autoestima
petrograd99/iStock/Thinkstock

Se ve con cierta frecuencia que si en una misma familia hay dos pequeños con una diferencia mínima de edad, sean sujetos de comparaciones y obligados a cumplir con los mismos logros que el otro, sin importar que no tengan los elementos necesarios para alcanzarlos. Es cierto que todo el tiempo escuchamos que la vida es una constante competencia, pero en este caso, imponer a tu hijo tus deseos y expectativas, lejos de estimularlo, hará que busque cumplirlas sin tener claro si son de su agrado o no.

Evita las comparaciones en los niños para no dañar su autoestima
FRANCKOR/iStock/Thinkstock

Ángela Marulanda, en el libro “Sigamos creciendo con nuestros hijos”, Grupo Editorial Norma, explica:

“Un primer paso para contribuir a que los niños desarrollen un buen espíritu deportivo, es hacerles ver con mucha claridad que su valor personal no depende de sus éxitos, y menos aun de sus fracasos. Esto se logra haciendo una clara distinción, entre los actos del niño y su persona”. Un ejemplo es el caso de Andrea quien tiene 8 años, a ella le encanta bailar incluso, confiesa que quizá sea bailarina de grande, aunque tiene muchas otras habilidades, el baile no es una de ellas.

Sin embargo, cada vez que hace una presentación escolar, su mamá en lugar de criticar su falta de coordinación y gracia al bailar, ensaya con ella todos los pasos y la alienta a seguir practicándolos hasta llegar el punto que Andrea quiere alcanzar.

El anterior es un claro ejemplo de cómo la respuesta que tengan los padres hacia alguna limitación que tengan sus hijos, pueden convertirla en una buena experiencia para ellos, que no golpee su autoestima.

En este sentido la autora afirma: “En la medida que el niño esté muy seguro que su seguridad personal no depende de sus éxitos, ni de sus fracasos, le será más fácil aceptar sus derrotas y por ende sus fallas, y así mismo, comenzar a corregirlas.”

La principal táctica: El amor

Una de las claves más importantes para formar un hijo con seguridad personal, es enseñarle a que pase lo que pase, siempre será amado por sus padres, es decir, el afecto que se le tenga nunca dependerá ni de sus logros, ni que se desenvuelva con perfección en todos los ámbitos de la vida.

Susanne Stöcklin-Meier, autora del libro “Descubrir valores a los niños”, de Editorial Oniro, afirma: “No es habitual que se transmita a los niños la idea de que son apreciados. Hay que demostrarles una y otra vez que se les quiere incondicionalmente, es decir, tal como son, con todas sus cualidades y defectos. No está de más, decírselos de vez en cuando: Que estamos agradecidos y orgullosos por tenerlos”.

La autora explica que entre adultos es común transmitirles a los niños que sólo son valorados en relación con un comportamiento

O con su rendimiento, lo cual afecta su autoestima, es por esta razón que se recomienda transmitirle la idea de que siempre son aceptados, y de no condicionar las muestras de afecto a partir de lo que hacen. Un consejo que brinda es abstenerse de utilizar frases del tipo: “Si no sacas 10 en la escuela, ya no te voy a querer” o “Si fueras más ordenado, te querría más”.

Para fortalecer los lazos de amor entre ustedes

Susanne Stöcklin-Meier propone un juego de adivinanza que no solamente le transmitirá al niño lo importante que es en tu vida, también reafirmará su autoestima. Se trata de hacer adivinanzas en las que tu pequeño pueda visualizar de alguna forma cuánto es lo que se le ama.

Esto empieza así:

* ¿A qué no sabes cómo te quiero?
* A ver, ¿cómo?
* Te quiero más que a 700 arcoíris.
* Te quiero como a un cesto de cachorritos recién nacidos.
* Te quiero como a mi osito de peluche, sólo que más.

Es muy justo decir que una madre siempre desea y espera lo mejor para su hijo, pero es muy frecuente que en este proceso no se valore con una adecuada proporción las habilidades del niño, por eso debes de estar muy pendiente que en primer lugar, él se sienta feliz con cada una de las actividades que realiza que, como en el caso de Andrea, encuentre apoyo y solidaridad de tu parte, esto te convertirá en el más importante coach en la formación de tu hijo.

Colaboración de Fundación Teletón.