Hábitos que engordan

0

Mirarnos frente al espejo y ver que tenemos unos kilitos de más, puede llevar nuestro estado de ánimo a los suelos y bajar nuestra autoestima.

La mayoría de las veces achacamos este problema a nuestros malos hábitos de alimentación. Sin embargo, existen otros factores que modifican nuestro peso:

• Mala alimentación: en realidad si es un factor que modifica nuestro peso. No significa que dejes de comer y que te la vivas de dieta en dieta. Lo recomendable son 5 porciones de comida durante el día, 3 comidas fuertes y 2 lunchs. Puedes comer de todo, sólo evita excederte en las grasas y azúcares.

• Comer rápido: si masticas rápidamente los alimentos, estos tardarán mucho más en hacer el proceso de digestión. Mastica bien y tranquilamente cada bocado ¡notarás la diferencia de inmediato!

• Falta de fibra: siempre es recomendable ingerir alimentos que contengan fibra, ya que ésta estimula nuestra digestión y limpia nuestro estómago. Procura consumir cereales, frutas y verduras.

• Beber poca agua: cuando ingerimos mínimas cantidades de líquido, nuestro organismo retiene toxinas y esto puede inducir el sobre peso. Bebe diariamente litro y medio de agua ¡te sentirás más ligera!

• Mal pasarse en las comidas: Si el estrés de la vida diaria hace cambios en tus horarios de comidas ¡debes tener cuidado!. Es cero recomendable perder una comida, o pasar mucho tiempo sin ingerir algún alimento, ya que tu organismo sigue trabajando sin ninguna fuente de energía.

• Estrés: La vida tan agitada que vivimos produce cambios en nuestro cuerpo. El estrés genera un desequilibrio hormonal, provocando inestabilidad en nuestro peso.

• Abuso de la sal: este elemento hace que nuestro cuerpo retenga líquidos lo que nos hace engordar, por tal razón lo más recomendable es ingerir la sustancia lo menos posible.

• Falta de ejercicio: además de darnos condición y mantenernos saludables, el ejercicio nos permite quemar toda la grasa y toxinas que nuestro cuerpo guarda. El sedentarismo es un factor que puede hacernos engordar.Pixland/Thinkstock

• Ansiedad:
cuando pasamos por momentos de angustia la mayor parte de veces recurrimos a la comida para calmar la ansiedad ¡la peor solución que puede existir!. Es mejor que practiques algún deporte, tomes clases de yoga o meditación, y verás que la ansiedad se va como llegó.

• Dormir mal:
Cuando no descansamos nuestros hábitos cotidianos se ven modificados, y también surge un desequilibrio hormonal que desajusta nuestro peso corporal. Duerme mínimo 8 horas y verás que varios aspectos en tu cuerpo y vida se ven beneficiados y equilibrados.

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More