Saltar al contenido
Toque de Mujer

Nutrición para niños

potencializa el desarrollo del cerebro
Brand X Pictures/Jupiterimages

¿Sabías que durante los primeros cinco años de vida, el cerebro del niño se desarrolla a su máximo crecimiento?

Por eso, es importante brindarle a tus hijos la cantidad de nutrientes necesarios para que –a partir de su información genética– logren desarrollar su nivel de coeficiente intelectual (IQ) al máximo.

El hierro y los neurotransmisores como el DHA y el Omega 6 son la clave para formar la estructura cerebral, y no sólo a partir del nacimiento del bebé; sino también desde su formación en el vientre. Por su parte, el hierro ayuda a la formación de la mielina, que permite la conexión de las neuronas.

Cuando un niño padece desnutrición o anemia durante sus primeros años de vida, presenta un desarrollo bajo de IQ irreversible, lo que significa que no podrá recuperarse en un futuro.

potencializa el desarrollo del cerebro
iStockphoto/iStockphoto

Según datos clínicos, esta deficiencia puede verse reflejada con síntomas como:

– Irritabilidad

– Apatía

– Poca concentración

– Defensas bajas (se enferma muy seguido)

– Palidez

¡Atención a su plato!

Antes del diagnóstico de una anemia, es preciso prevenirla y para lograrlo, se deben incluir los siguientes elementos en la dieta:

· Omega 3

Se encuentra en peces de agua fría que nadan superficialmente, como salmón, trucha, arenque, sardina, cangrejo y camarones; también en el atún, sin embargo, debido a la contaminación de nuestros mares, es preferible optar por las primeras opciones.

· Hierro

Procura servirlo en hígado, carnes rojas, espinacas, lentejas, frijoles y semillas como almendras y pistaches.

· ARA y Omega 6

Es la que comúnmente sí se consume en la población mexicana y la podemos encontrar en aceites como de girasol, de olivo, carne roja, pescado y huevo.

Para garantizar que estás nutriendo bien a tus hijos, también puedes incluir leches fortificadas en la dieta de tu pequeño como Enfagrow, que está especialmente formulada para cubrir las necesidades nutrimentales de niños de 1 a 5 años de edad y así potencializar el desarrollo del cerebro.