Saltar al contenido
Toque de Mujer

Todo acerca de la reconstrucción de seno

Una de las situaciones que más preocupa a las mujeres que sufren cáncer de mama, es la posibilidad de que les practiquen una mastectomía, en la que pierden parcial o totalmente uno o ambos senos. Sin embargo, gracias a los avances en cirugía de reconstrucción de mama, actualmente es posible recuperar la estética de esta parte del cuerpo, incluso, durante la mastectomía.
“Esta cirugía de reconstrucción de mama es una excelente opción, ya que brinda a las pacientes la posibilidad de verse y sentirse mejor, incrementa su autoestima y les brinda mayor seguridad, incluso, con su pareja”, señala Georgina Cuevas, cirujano plástico miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica.

Para realizar este procedimiento quirúrgico, existen dos opciones. En la primera, se utiliza el tejido natural para remodelar el seno, al emplear músculo, piel y grasa de otra parte del cuerpo de la paciente.

Este tipo de operación favorece a lograr que la mama se vea y se sienta de forma natural, pero puede tardar más tiempo lograr este resultado, indica el documento Reconstrucción mamaria de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Y agrega: la segunda alternativa es con implantes, los cuales están rellenos de una solución salina o con gel de silicona. Esta operación no demora tanto tiempo, no deja tantas cicatrices y es menos costosa que la que se realiza con tejido natural.

No obstante, tiene los inconvenientes de que la textura es ligeramente distinta y en ocasiones, es necesario realizar más de una intervención para que ambos senos luzcan exactamente igual.

Además los implantes pueden durar más de 10 años, pero después de este tiempo es necesario cambiarlos. Sin embargo, en México algunas empresas brindan una garantía de por vida para el cambio del implante sin costo, en caso de ruptura o desinflado.

En ambas opciones, no se recupera la sensibilidad de esta parte del cuerpo, pero sí su estética. El periodo de recuperación varía de dos a ocho semanas, dependiendo del tipo de cirugía al que se haya sometido la mujer.

El costo de esta intervención quirúrgica oscila entre 45 y 100 mil pesos, e incluye los honorarios del cirujano, la anestesia, el implante (en caso de utilizarlo) y los gastos de hospitalización. Es importante resaltar que en el país existen instituciones y ONG’s que ofrecen financiamiento para cualquier tipo de cirugía de reconstrucción mamaria.

Infórmate y elige
En México, la cirugía de reconstrucción de mama después de una mastectomía, no es frecuente. Los motivos van desde la falta de información sobre el tema, el temor a no encontrar un especialista confiable, la carencia de recursos económicos, hasta la escasez de este tipo de servicios en los hospitales del sector público.

Es por esta razón que se ha creado la página web mibusto.com, un portal que asesora de forma confiable y segura sobre la cirugía de reconstrucción mamaria, los pasos previos, durante y posteriores a ésta, así como los precios aproximados y un directorio nacional de especialistas certificados por la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva A.C.

En este portal también es posible encontrar información de empresas que ofrecen planes de financiamiento para realizar este procedimiento quirúrgico.

El objetivo es poner al alcance de todas las mujeres estos datos. “Si las pacientes contarán con la información suficiente de la cirugía reconstructiva de mama, conocieran el procedimiento y los beneficios que ésta brinda, seguramente un mayor número la llevaría a cabo”, concluye la doctora Cuevas.