Saltar al contenido
Toque de Mujer

¿Tu esposo sufre de sordera?

Si cuando hablas con tu esposo, a veces sientes como si no te escuchará, porque no responde a tus palabras. Existen dos posibilidades: que realmente no te quiera contestar; y la segunda, aunque no lo creas, que realmente tenga problemas de audición. Así que antes de sacar conclusiones, sugiérele acudir al otorrinolaringólogo.

“Por lo regular, las mujeres tenemos la voz aguda, y quienes padecen algún trastorno del oído suelen dejar de percibir estos tonos de forma nítida. Debido a que este problema dificulta, pero no imposibilita escuchar”, señala Sandrine Dupriez, directora general de Connect Hearing, red de Centros Auditivos para el Diagnóstico y Tratamiento de Trastornos de Audición.

Y agrega: “Por eso, antes de enojarse porque no les hacen caso, es recomendable que incentiven a sus parejas para que se atiendan, pues si sufren algún problema pueden mejorar su condición con ayuda de auxiliares auditivos”.Durante la etapa adulta, la disminución en este sentido puede originarse por varios factores, entre los más recurrentes están: por “oído cansado” debido a la edad avanzada; golpes o exposición a sonidos muy fuertes; automedicación, pues las dosis altas de fármacos cuando no son necesarias, dañan la audición; y uso de audífonos con volumen muy alto, indica el documento Problemas de Audición y Sordera, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Cómo detectarla

En la mayoría de los casos, las personas con este tipo de problema no aceptan que ha disminuido en cierto grado su audición, por lo que pueden transcurrir más de 10 años para que un médico lo detecte. En este lapso, es recurrente que sufren cambios de carácter. Volviéndose más irritables e irascibles.

La experta explica por qué: “Para entender cómo escuchan estos pacientes, ponte sobre tu oreja un papel perforado con pequeños orificios, seguramente escucharás algunos sonidos bien y otros, de forma muy difusa. Esto hace que el cerebro, complete muchas frases, por lo que comúnmente quienes sufren esta afección distorsionan en sentido negativo las palabras de los demás”.

Otros síntomas son: hablar muy fuerte o, incluso, gritar, escuchar la televisión y el radio con volumen alto, pedir frecuentemente que les repitan algunas frases y dolor al escuchar sonidos graves.

Si tu pareja padece estas señales, es importante que acudan al otorrinolaringólogo para que les realicé un estudio físico, que es una inspección detallada del oído, y una audiometría para determinar la magnitud de la pérdida de audición.

Una vez con los resultados, es posible que le dé la opción de emplear auxiliares auditivos. “Actualmente, gracias a la tecnología digital es posible programar estos aparatos para que ayuden a captar los tonos que la persona no escucha bien”, concluye la experta en audición.

Recuerda, antes de enojarte con tu pareja porque no te oye, contempla esta opción. Tal vez más pronto de lo que esperabas mejoren su comunicación.

Más información:

Connect Hearing

www.connecthearing.com.mx

Tel. 01800.903.66.00.