Saltar al contenido
Toque de Mujer

Bebés prematuros son más vulnerables a enfermedades respiratorias

bebés prematuros

La situación de los nacimientos de bebés prematuros en nuestro país es muy seria por las implicaciones a la salud de los neonatos, la cual representa una oportunidad para brindar intervenciones eficaces que ayuden a mejorar la salud materna y reducir la mortalidad y discapacidad de los bebés que nacen antes de lo esperado.

Así lo refirió la doctora Jacqueline González Langrave, neonatóloga pediatra y representante de la Asociación Con Amor Vencerás A.C. en Ciudad de México y Estado de México, asociación dedicada a empoderar y ser la voz de las familias de bebés prematuros. Al ser madre de trillizos, relató la angustiante situación que viven los padres de bebés prematuros y su lucha contra las enfermedades respiratorias.

“Como neonatóloga estaba consciente de lo que implicaba ser madre de trillizos, desde el inicio del embarazo sentí la angustia de saber que existía casi la certeza de que nacerían prematuros. Cuando nacieron, mis bebés fueron hospitalizados por la inmadurez de sus pulmones, mi experiencia con pacientes pediátricos me sirvió mucho para sobrellevar la situación de salud mis hijos, espero que mi historia pueda ayudar a muchas madres que están pasando por lo mismo”, apuntó.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el nacimiento prematuro es la primera causa de muerte y la primera causa de discapacidades en niños menores de cinco años. En México se estima que cada año nacen más de 200 mil bebés prematuros, cifra que va en aumento. 

La respuesta inmune de los bebés prematuros es menor que los bebés de término, por lo que su capacidad para responder adecuadamente a las infecciones se encuentra reducida –apuntó la especialista–, es por ello que los recién nacidos prematuros son considerados entre los grupos más vulnerables ante las infecciones respiratorias ocasionadas por el Virus Sincicial Respiratorio mejor conocido como VSR.

“Todos los niños pueden infectarse por VSR; sin embargo, los recién nacidos prematuros tienen más posibilidades de desarrollar infecciones graves que pueden ser mortales”, agregó.

De acuerdo a la doctora González, sus trillizos contrajeron el Virus Sincicial Respiratorio a los 7 meses de nacidos, los dos varones desarrollaron bronquiolitis, que se caracteriza por un proceso inflamatorio a nivel bronquial que condiciona el incremento de secreciones en los bronquios y ocasiona tos, fiebre, sibilancias (sonido silbante durante la respiración) y dificultad para respirar. Mientras que la niña fue la más grave ya que desarrolló neumonía, requiriendo hospitalización por una semana. “Siendo mi esposo y yo neonatólogos, se nos autorizó continuar los cuidados hospitalarios en casa, de otra forma, hubiera cursado una estancia hospitalaria de al menos 2 semanas”, detalló.

“En casa, mi esposo y yo éramos muy estrictos con las medidas de higiene pues estábamos conscientes de los riesgos. Vivíamos casi igual que como la mayoría de las familias hoy en día con lavado riguroso y frecuente de manos, uso de cubrebocas y gel antibacterial, incluso contábamos con monitores de saturación de oxígeno para los bebés”, relató Jacqueline.

A pesar de las medidas, los pequeños contrajeron VSR pues –de acuerdo con la especialista– este virus tiene alta prevalencia en la población infantil y se contagia muy fácilmente por las secreciones de nariz y boca de la persona infectada.

En cuanto a las formas de prevención, la neonatóloga pediatra detalló que, si bien aún no existe una vacuna contra el VSR, hoy en día se encuentra disponible un anticuerpo monoclonal que se administra a manera de inmunización en las poblaciones de alto riesgo como son: los recién nacidos prematuros, los bebés con displasia broncopulmonar y bebés con enfermedades cardiacas o inmunológicas. Dicha inmunización ya se encuentra disponible en instituciones de salud pública.

“Como médico estaba consciente de la importancia de la inmunización, sin embargo, mis hijos contrajeron el virus durante la gestión de ésta y antes de que pudieran recibirla. Es por ello que actualmente enfatizo mucho con mis pacientes sobre la importancia de la protección pulmonar ya que para algunos prematuros es cuestión de vida o muerte y para otros implica rehospitalización y secuelas permanentes”, apuntó.

Finalmente, la representante de la Asociación Con Amor Vencerás invitó a las madres de bebés prematuros a informarse con su médico pediatra sobre la protección pulmonar ya que la participación activa de los padres es fundamental en el tratamiento de los infantes.

“Sin duda los bebés prematuros representan todo un reto para los sistemas de salud, hoy en día, gracias a los adelantos tecnológicos, cada vez más bebés tienen mayor probabilidad de supervivencia por ello debemos apostar a intervenciones preventivas eficaces que ayuden a reducir la mortalidad como lo es la inmunización”, finalizó.