Saltar al contenido
Toque de Mujer

La infancia en México presenta importantes deficiencias en hierro, vitaminas y DHA: especialistas en nutrición y pediatría

La infancia en México presenta importantes deficiencias en hierro, vitaminas y DHA: especialistas en nutrición y pediatría

El 32% de las mamás entre 1 a 24 meses le dio a su bebé leche de vaca para introducirlos a la dieta familiar. La Leche de vaca no contiene todos los nutrientes, como lo es el hierro; que los bebés necesitan.  El 48% de los niños de 12 a 23 meses padecen anemia por deficiencias de hierro. 

En los últimos 20 años la desnutrición infantil en México ha observado una disminución; sin embargo, la prevalencia de baja talla y desarrollo insuficiente en infantes continúa siendo un grave problema de salud pública, pues solo el 28% de los bebés y niños consumen la cantidad de DHA recomendada por expertos[1] –nutriente clave que ayuda a estimular el desarrollo del cerebro, ojos y el sistema inmunológico–, mientras que el 38% de los niños de 12 a 24 meses presentan anemia, como resultado de deficiencias de hierro, y el 36% de los niños en edad escolar padecen sobrepeso y obesidad.

Al respecto, la pediatra y neonatóloga, Flor Abinader, especialista en salud y bienestar en bebés y niños, presentó hoy durante la sesión virtual “Nutrición en casa: deficiencias en los bebés mexicanos”, una serie de recomendaciones para impulsar una buena nutrición desde los hogares en niños a partir de un año, con el objetivo de emprender acciones para enfrentar las carencias nutricionales en la infancia mexicana. 

Estudios han demostrado que el desarrollo del cerebro del bebé en los primeros meses, y hasta los 2 años de vida, depende en gran medida de la cantidad y calidad de nutrientes que obtienen: “Hay que resaltar que más del 50% de los bebés en México dejan de tomar leche materna o sustitutos porque consideran que la leche de vaca es adecuada para ellos, esto tiene como resultado que casi el 40% de los niños en el país tienen anemia por deficiencia de hierro. Para evitar estas insuficiencias, es importante incluir alimentos ricos en hierro como frijoles, lentejas o espinacas; también deben incluir comidas ricas en DHA como salmón, atún, camarón, etc. o en su caso alimentos fortificados con estos nutrientes”, destacó la pediatra Flor Abinader

Si bien, México es el segundo lugar en desnutrición infantil, es primero en obesidad en niños a nivel mundial. El exceso de peso durante la infancia afecta el crecimiento y el desarrollo de los niños y puede aumentar las posibilidades de enfermedades en la edad adulta – como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares, razón por la que es importante crear conciencia entre los padres de familia y la sociedad en general sobre la importancia de una nutrición apropiada desde la primera infancia, que les brinde la oportunidad de un desarrollo óptimo e impulse la creación de hábitos saludables desde una edad temprana.

“Actualmente, México se encuentra entre los 10 países con mayor obesidad infantil y durante el periodo de la pandemia por COVID-19, se incrementó el consumo de productos poco saludables en hogares los mexicanos. Por ejemplo, el 97% de las mamás mexicanas les da jugos a sus bebés porque creen que contienen los mismos nutrientes que la fruta. Sin embargo, estos líquidos no contienen los mismos nutrientes de la fruta, son altos en azúcares y provocan caries. Lo ideal es darles alimentos que contengan DHA, hierro y vitamina D, los cuales les darán los nutrientes necesarios para un óptimo desarrollo. – indicó la pediatra Flor Abinader.  

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, son pocos los niños que reciben alimentación complementaria segura y apropiada desde el punto de vista nutricional, pues menos de un cuarto de los niños de 6 a 23 meses cumplen los criterios de variedad y frecuencia de la dieta apropiados para su edad. Sumado a ello, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha declarado que México es el mayor consumidor en América Latina de productos ultra procesados, incluidas las bebidas azucaradas – cuya tasa más alta de consumo se encuentran entre los niños en edad preescolar, conformándose alrededor del 40% de sus calorías de dichos productos. 

Existen diversas condiciones y enfermedades que afectan la salud de los infantes que presentan insuficiencias nutrimentales durante la etapa de crecimiento y desarrollo, por lo que la alimentación adecuada desde casa es la mejor manera de combatir la mal nutrición, el sobrepeso y la obesidad infantil.

Si requieren información adicional, consulte la página enfabebe.com.


[1] https://ensanut.insp.mx/encuestas/ensanut100k2018/doctos/analiticos/14-10557-zinc.pdf

La infancia en México presenta importantes deficiencias en hierro, vitaminas y DHA: especialistas en nutrición y pediatría