Desfile Prada Resort 2020: Seditious Simplicity

El contexto ofrece una reinterpretación de los clásicos, una nueva perspectiva sobre un lenguaje común de la ropa. Desfile Prada Resort 2020 presenta un punto de vista alternativo sobre lo cotidiano, una simplicidad cuativadora (seditious simplicity). Un contraste con la creciente complejidad del mundo, retrocediendo hacia lo sincero, lo puro y cierto, la colección propone un medio inesperado de subversión, la elegancia como encanto.

Desfile Prada Resort

Se reevalúa un lenguaje de hiper-clasicismo, formando una sintaxis diferente. La ropa es paradigmática —abrigos, chaquetas con botones de latón, faldas con botones, suéteres de punto y trajes—. Los trajes se componen de tejidos simples y de gran calidad: popelina, brocados y gabardina, faille, cuero y ante.

Los patrones son modestas rayas y cuadros, micro-patrones y bordados florales sencillos. La paleta de color es sobria, girando en torno al azul marino, azul pálido, brillos multicromáticos y matices de la misma tonalidad. Hay gestos de arquetipos de elegancia, de verdadero glamour. Las bufandas se portan como boas de lentejuelas y la joyería se compone de pendientes en forma de gota y sautoirs de perlas barrocas.

La colección se centra en la intimidad —en la cercanía, la atención a los detalles, un sentido por lo hecho a mano. Éstas evocan la idea del individuo, su poder y su fuerza. Contextos cambiantes que abren ideas para reinterpretar, para sugerir dicotomías— rico y humilde, joven y antiguo, urbanidad y  naturaleza, el centro y la ciudad. El contexto de la ciudad de Nueva York impregna las prendas de vestir con memoria cultural específica, ofreciendo una perspectiva distinta y paradójica a su universalidad.

LA BOLSA DE BOWLING PRADA

El Desfile Prada Resort Reediseñada para la colección Resort 2020, la Prada Bowling Bag es un clásico del siglo XXI.

Un estilo de archivo originalmente presentado como parte de la colección primavera-verano 2000 ‘Sincere Chic’ es a su vez un eco de los accesorios de mediados del siglo XX: Una memoria de recuerdos.

Recordando la estética del diseño modernista en sus contornos aerodinámicos, que recuerdan al chasis de los automóviles clásicos en sus yuxtaposiciones en relieve de materiales similares en colores contrastantes, este diseño evoca el vocabulario visual tanto de la moda como de un lenguaje de diseño más amplio.

Con motivo del 20º aniversario del debut de este modelo entonces culto y ahora arquetípico, se presenta en Nueva York el 2 de mayo de 2019 en el marco de la pasarela del Prada Resort.

Una silueta emblemática de Prada fabricada en fina y suave piel de becerro, la reimaginada Bowling Bag está disponible en diferentes combinaciones de colores hiperclásicos: negro con blanco, canela con blanco y blanco con rojo.

Después del desfile, entre el 3 y el 6 de mayo, se ofrecerá una edición limitada de la Prada Bowling exclusiva para pre ordenar en los EE.UU. y Europa a través de prada.com.

EL ESPACIO “PARLOUR”

Para el Prada 2020 Resort Show, AMO toma Piano Factory —sede de Prada en Estados Unidos— y la reinterpreta como un lugar íntimo para una reunión social.

El escenario del desfile, creado para la séptima planta del edificio diseñado por Herzog & de Meuron, está ideado como un interior táctil que contrasta con el carácter industrial de la arquitectura. Una serie de áreas de descanso llenan el espacio, proporcionando una sensación de confort y calidez, una alfombra de color camello cubriendo tanto el suelo como los asientos.

Todos los demás aspectos del conjunto, desde las mesas de centro hasta las columnas, se caracterizan por un recubrimiento rosa brillante, el panorama iluminado en el resplandor del rosa neón, transformando el interior de la sala en una fantasía de verano en el exterior.

El ambiente del espacio expositivo se expande por los diferentes territorios de la propiedad: el patio industrial y el aparcamiento se transforman en una inesperada bienvenida de alegres elementos rosas.

A través de las ventanas del séptimo piso, el paisaje de la ciudad de Nueva York contrasta fuertemente con el exuberante interior, el paisaje nublado con el matiz rosado que irradia su interior.

En el sexto piso, la ubicación del after-party, columnas y barras rosas chocan con el acabado rugoso del piso de concreto de la estructura. A través de las paredes de cristal que separan el espacio de las salas de reuniones de la oficina, se perciben aún indicios de la función original. La neblina rosada ilumina y embellece el aspecto industrial de Piano Factory

También podría gustarte
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

close-link