Dale a tu adolescente la llave de la seguridad

Thinkstock Images/Comstock/thinkstockMuchas de las preocupaciones que agobian a los padres cuando sus hijos salen de fiesta, están basadas en el hecho de que ellos puedan llegar seguros y tranquilos al hogar. El consejo principal es que eviten consumir alcohol o manejar a alta velocidad, pero pocas veces les hablan de lo importante que es mantenerse alerta para prevenir que la delincuencia los tome como sus víctimas.

Los jóvenes, debido a su inexperiencia y al hecho que se sienten seguros cuando se divierten en grupo, pasan por alto detalles que, de haberlos considerado les habrían evitado un mal rato como un susto o que los despojen de sus pertenencias, incluso de bienes como el automóvil.

Un motivo lamentable por el que los chicos son blanco perfecto de la delincuencia es la falta de preparación en medidas de seguridad. Y si bien se trata de medidas sencillas, muchas veces se pasan por alto pensando que son evidentes o de sentido común. Pero lo cierto es que conocerlas baja la probabilidad de que uno se convierta en víctima del delito, ya que se evitan situaciones o distracciones que los delincuentes aprovechan para atacar.

David Lee, autor Manual para la Prevención de Delitos, editado por Grupo Paladín recomienda que compartas con tus hijos los siguientes consejos básicos:

Royalty-free/Hemera/thinkstock1. Cuando te dirijas a tu vehículo para abordarlo:
• No pierdas tiempo y mantente alerta.
• Lleva las llaves en la mano.
• Cerciórate de que no haya nadie merodeando. En ese caso sigue de frente y vuelve poco después.
• Verifica que nadie se encuentre dentro o debajo del mismo.
• Si dejaron publicidad en el parabrisas o en la parte de atrás, retírala rápido para no tener que descender a quitarla ya que hayas encendido el coche. Una vez dentro, no demores en arrancar y marcharte.
• Ten especial cuidado si al lado de tu auto hay otro estacionado con gente adentro.
• Si al acercarte a tu vehículo lo hace también otra persona de forma intempestiva y hay suficiente distancia entre ustedes, finge que olvidaste algo gesticulando y tocándote la frente con una mano y regrésate rápido. Desde la distancia observa si se retira en otro auto o si posiblemente quería interceptarte. No salgas hasta que te sientas seguro.
• Si detectas una falla o una llanta ponchada ten cuidado: cabe la posibilidad de que haya sido provocada por alguien para ofrecer ayuda y estafarte o asaltarte. Acude a un lugar seguro y solicita asistencia desde tu celular.

Es por tu seguridad
Brindarle un mensaje claro y sin generar un ambiente de angustia, contribuirá a que tu hijo entienda, acepte e incorpore las referidas medidas a su rutina cada vez que haga uso del automóvil.

Otro principio de seguridad que es importantísimo recalcar a los jóvenes es el que se mantengan disponibles para ser contactados por ti cuando sea necesario. Recuérdale que tienes confianza en él y en sus actos, pero que este hecho servirá para que en caso de que requiera apoyo pueda recibirlo de manera inmediata.

La seguridad no puede quedar sólo en manos de las autoridades, tú también eres responsable de ella y de que tus hijos tengas las herramientas necesarias para saber cómo actuar ante determinados sucesos. La manera más eficiente de evitar que ocurra, es por medio de la prevención. Habla con tu familia sobre el tema y disfruten de sus momentos de diversión con mayor tranquilidad.

También podría gustarte
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More