Hiperhidrosis: ni una gota más

0

Stockbyte/ThinkstockEl cuerpo humano suda para regular la temperatura como si fuera un sistema de enfriamiento, pero cuando la sudoración es en exceso, puede tratarse de hiperhidrosis. Uno de los factores que propician su aparición es la herencia.

Este trastorno causa vergüenza, aislamiento social y baja calidad de vida, pues provoca mal olor, producido cuando el sudor se combina con bacterias, especialmente en axilas, manos y pies. Esta condición no es un curable, pero sí se controla. Algunas opciones que pueden ser indicadas por un dermatólogo o un cirujano plástico son:

–       Antritranspirantes. Están hechos a base de cloruro y lactato de aluminio, como Perspirex, que reduce la sudoración hasta en un 65%.

–       Toxina botulínica. Son inyecciones que se aplican en las zonas de mayor sudoración para bloquear la secreción de las sustancias químicas que activan a las glándulas sudoríparas.

–       Cirugía. Llamada Simpatectomía consiste en extirpar las glándulas sudoríparas en el área de las axilas.

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More