Jardín aromático

0
  • George Doyle/ Stockbyte/thinkstock Si no tienes jardín, puedes cultivarlas en macetas en un patio, corredor o una ventana soleada.
  • Cualquier tierra que no sea demasiado rica ni abonada es apropiada para cultivar hierba de olor.
  • En maceta puede cultivarse perejil, perejil chino, tomillo, mejorana, menta, hierbabuena, estragón, albahaca, cebollín, romero, toronjil, espliego o lavanda, salvia o cilantro.
  • Nunca debes usar fertilizantes químicos o comerciales; pues éstos proporcionan plantas de mayor tamaño, pero los aceites serán pobres en esencias aromáticas.
  • Casi todas las hierbas de olor prefieren un lugar soleado. Las excepciones son el estragón, que crece mejor cerca de una pared o barda, donde tenga sombra parte del día, y la mayoría de las variedades de menta, que prefieren un suelo húmedo.
  • En el jardín, la tierra se prepara antes de plantar las semillas: Remueve 35 centímetros con la pala y el azadón dos o tres veces y luego termina aplanándola para darle una superficie pareja.
  • La mayoría de las hierbas de olor se reproducen por semilla. Puedes plantarlas en semilleros o en cajones para luego pasarlas, con mucho cuidado, cuando presenten cuatro hojitas, al lugar donde han de crecer permanentemente.
  • Las umbelíferas, como el anís, el cilantro, el eneldo y el hinojo, no aguantan el trasporte, por lo que deben ponerse directamente en el lugar donde van a quedarse.
  • Usa guantes de jardinería.
  • Las hierbas deben conservarse bien podadas, para que todas alcancen la misma altura.
  • Si no sabes distinguir las hierbas aromáticas fíjate en los nombres, cuando vayas al super mercado, en que hay las etiquetas de las hierbas finas para sazonar.
También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More